martes, diciembre 07, 2010

Insospechadas eyaculaciones

Humberto, al que no conozco más que por Internet, lleva días pidiéndome que le llamara.
Según y como me gusta, en algunas fotos, pero insistía tanto que yo no le llamaba. Llevábamos meses así, él insistiendo y yo dándole largas. Pero hoy me lo pidió y, por fin, lo hice.
Después de cinco minutos noté que su voz me llegaba algo temblorosa y me confesó que se estaba masturbando, que siguiera hablando pero al saber que se estaba masturbando ya no sabía de qué hablar. Todo lo que podía decir me parecía superficial y vacuo, ya que él sólo tenía puesta su energía en mi voz. Y mi voz tenía que ser su orgasmo, así que, ¿de qué podría hablar? Hablar por hablar le hubiera contado lo que me parecían las nuevas alitas sin hueso del KFC pero me quedé mudo. Entonces él me hacía preguntas y yo respondía lacónicamente.
Un poco cansado, encendí un cigarrillo. Su respiración latía desde las grutas desesperadas de su interior.
Me preguntó si yo tenía una erección y le dije que no. Me pidió que me tocase pero me negué.
- Tócate, por favor -insistió-
Le mentí para que no insistiera, más que nada no quería interrumpir su orgasmo. Total, seguramente ya quedaba poco para el final.
- ¿Te estás tocando?
- Sí, ahora sí.
- mmm ¿Y qué sientes?
- Mi mano.
Eso le encantó. Si hubiera dicho que sentía, no mi mano, sino el aroma de las playas del Caribe le hubiera encantado igualmente. Humberto parecía simpático, después de todo.
- Póntela dura -dijo-
No insistió mucho en eso, quizás no quería que mintiese demasiado.
Me encendí un cigarrillo, me acerqué a la ventana. Ya había dejado de nevar y el huerto de la señora Moszczynski presentaba un aspecto insólito. Si la hubiera visto pasear por su huerta sin tomates mientras Humberto sollozaba en mi oído creo que habría estallado en un llanto. El cielo estaba nublado sobre Brooklyn.
Antes de terminar el cigarrillo, Humberto llegó al orgasmo llenándome el auricular de suspiros.
-¡Oh, qué rico! -gritaba-¡Qué rico!
Los suspiros fueron cesando, como si hubiera querido hacerme un efecto especial de sonido en el que parecía que Humberto se alejaba de mí, de Brooklyn, del pequeño huerto donde la señora Moszczynski plantaba sus tomates. Me sentí tan vacío como si yo también hubiese eyaculado.
Se hizo un silencio. Seguramente Humberto estaba en la gloria y apenas pensaba en mí porque yo me habría diluído en sus fluídos...Sus fluídos...
- ¿Humberto?
- Sí, dime
- Me preguntaba si seguías ahí.
- Sí, sigo aquí.
- ¿Dónde te has corrido? -pregunté-
- En tu cara.
Pues vaya, pensé. Podría haberme avisado.

18 Comentarios:

Anonymous JOSE ALEJANDRO CHOKKO dijo...

JAJA ESTA MUY BUENO, SI ESO PROVOCAS CON SOLO ESCHUCHARTE SEREMOS MUCHO LOS QUE QUERREMOS QUE NOS LLAMES JAJAJA

4:27 p. m.  
Blogger Ernesto dijo...

Está muy bueno , felicidades...

4:27 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Ernesto :)

4:44 p. m.  
Blogger pon dijo...

Uy, pues sí.

5:30 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Ernesto (y pon, claro) El enlace a tu blog no funciona, Ernesto :(

7:18 p. m.  
Blogger Thiago dijo...

jaj cari, no dejas de sorprenderme.... que bueno. No paras de escribir post buenos. Qué digo, escribir...¡los eyaculas! jajaja. Me ha encantado pensar en tu amigo masturbándose mientras tu le hablarías de las alitas de pollo deshuesadas, jaaja.

Estás mu inspirado ultimamente... Bezos.

9:27 p. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

Uff, que miedo, tu voz debe ser muy sensual, espero no escucharla nunca o primera vez que me correré en la cara de un hombre je je je; pura broma amigo, je je je.

Abrazos

10:26 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

jejej Antony. No creo que sea para eso.

10:49 p. m.  
Blogger Justo dijo...

Ya tiene mérito, en la era del webcam, jaja.. yo sigo prefiriendo el contacto real, jamás me excité por teléfono..

12:00 a. m.  
Blogger Rosa dijo...

JA, fijaté que cosas pasan mientras tú miras el huerto de la señora Moszczynski, la vida querido, la vida jajaja

Muy bueno.

Besos

12:30 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Yo te preferiria en vivo a todo color y en carne y huevos para mi solito, eso lo sabes de sobra... Que me facinas, me encantas...

Te quiero mucho mi rey...

Siempre tuyo

1:40 a. m.  
Blogger la MaLquEridA dijo...

¿En tu cara?, aggg!

Jeje me has hecho reír.


saludines.

2:16 a. m.  
Blogger Stanley Kowalski dijo...

Jajajajajajaja!! Me encantó el final!! Nada nuevo bajo el sol, amigo. Conmigo se han masturbado varias veces (no diré nombres jamás), pero he colaborado un poquito más que vos, mintiendo, claro está.
Un post genial!

BESOTES AMIGO!

2:21 a. m.  
OpenID Paper dijo...

Jajajaaj buen final !! y la imagen muy adecuada jaja

Saludos !

3:20 a. m.  
Blogger Gary Rivera dijo...

jajajaja esto del sexo telefonico lo he vivido! y es extraño, he tenido que mentir porque prefiero todo mas personalizado! ademas que es muy extraño!

4:22 a. m.  
Blogger El GatoPardo dijo...

"Me sentí tan vacío como si yo también hubiese eyaculado."
Nunca lo había pensado así. Tan vacío... tiene usted razón.

7:33 a. m.  
OpenID marcusito dijo...

jejeje me encanta, Romek.

7:31 p. m.  
Blogger Aldabra dijo...

me encanta ese aire "decadente" y nostálgico... me recuerda a... bueno, no lo digo, que igual digo una tontería...
es un orgasmo muy triste... pero más triste me parece aún el huerto de la Sra. Moszczynski sin tomates.

biquiños,

11:48 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home