viernes, diciembre 17, 2010

Las malditas de Prospect Park 6


- He empezado mis memorias. Como no logré dormir me dije: Molly, dedica el tiempo a ti misma...El horario este me está cambiando la cara. Creo que se me está cayendo.
- Yo también he empezado mis memorias, aunque preferiría escribir las tuyas para permitirme el lujo de la objetividad.
- Conmigo no eres objetiva, pero qué importa...¿Te leo el prólogo? No es mucho.
- Si tuvieras mucho no sería cierto porque tú no has hecho gran cosa.
- No hemos hecho nada pero lo hemos hecho todo. Por eso nos llaman las malditas. Por eso nadie nos hace caso. Por eso se alejan...¿Te leo el prólogo o no?
- Lee hasta que regrese él y entonces me iré.
- Hoy me tocaba a mí y a ti esconderte en los matojos.
- Es necesario que corrija los errores que cometí ayer. En cuanto lo haya hecho te doy tu turno. Lee.
- "Nací en una casa de Park Slope un día de niebla. Teníamos goteras en el techo y después mi madre falleció"
- Menudo drama.
- "...Cuando la casa ardió en llamas mi padre encontró un trabajo en el extranjero, se aprovechó de mí y tuve que aprender a cocinar para mí misma"
- No escribes con hilo. Una cosa tiene que llevar a otra o el lector se cansa.
- Más se cansaría si una cosa le llevara a otra...Ya no he escrito más. Quiero poner la foto del río Hudson...
- Espera, creo que ahí viene
- Llega pronto, estará ansioso.
- Voy a ir al otro banco. Tú colócate en tu lugar.
**********
- Ya sé que lo normal es que me presente...Pues bien, no lo voy a hacer.
- ¿Tú otra vez? No te presentes, ya sé quién eres, una maldita.
- ¿Una maldita?
- De lo contrario no estarías a mi lado buscando violencia.
- Te busqué ayer por las buenas y no te encontré. Hoy usaré otra técnica.
- ¿Qué técnica es esa?
- Hablar contigo sin presentarme. No quiero que sepas quién soy.
- Mejor que no sepas quién soy yo.
- ¿Y si lo supiera?
- No estarías ahí sentada.
- Has dicho que soy una maldita. Los malditos no tememos a nadie.
- Tampoco creo que seas lo maldita que aparentas.
- Eres uno más de los de ahí fuera. Piensas que una persona ha de ser lo que aparenta. Eres tan vulgar que tú sí aparentas lo que eres.
- ¿Qué soy?
- No me importa.
- Claro que te importa, por eso estás aquí.
- Si me importara no estaría aquí porque tendría miedo.
- ¿Por qué no tienes miedo?
- ¿Por qué iba a tenerlo?
- No me respondas con otra pregunta.
- Te estás poniendo violento.
- Casi lo consigues. Con un poco de suerte no saldrás viva de ésta.
- ¿Es una burda amenaza asesina?
- Tú eres la niña que se quedó huérfana al nacer, Betty. Vi tu foto en una revista.
- Para que veas que no soy la única que sale en revistas...Y una vez nos hemos reconocido dejemos nuestros traumas a un lado y juguemos a vivir.
- Nunca he salido en una revista.
- Entonces, ¿no me vas a hacer nada?
- Vete.
- Ven, dame un beso.
- Tus besos no saben a nada.
- Me resistiré un poco si lo prefieres.
- Ni resistirte sabes.
- Tú tampoco eres lo malo que pretendes ser.
- Voy a dar un paseo por el parque.
- Yo voy contigo, me levanto, espera.
- Iré solo.
- Y yo iré contigo, así los dos iremos solos.
- ¡He dicho que te largues!
- ¡No me empujes que me ca...!
**********

- Betty, ¿estás llorando?
- Me ha entrado una broza en el ojo. Ayúdame a levantarme.
- ¿Cómo te ha ido?
- A juzgar por cómo he terminado, en el suelo y sobre un charco, parece que no muy bien. Mañana no pienso venir.
- ¿Estás dolida? ¿Qué sientes?
- Molly, nadie nos querrá nunca.
- ¿Qué culpa tengo yo de tus intentos fallidos? Seguramente no seguiste las instrucciones.
- Sabe quién somos.
- No, sabe quién eres tú pero no sabe quién soy yo. Mañana es mi turno y tú te esconderás detrás de la mata.
- Fracasarás también. No es como nos lo imaginábamos. Vámonos a casa.
- El es nuestra última oportunidad.
- He agotado mis oportunidades.
- Si yo lo consigo lo conseguirás tú también. Le hablaré de ti, le diré que toda tu vida fue un accidente y lo haré con una cara que no podrá negarse. Te aceptará y juntas saldremos de la maldición.
- En cuanto le hables de mí te relacionará con mi pasado e intuirá el tuyo.
- ¡Espera! ¡Por ahí viene! ¡Escondete tras las matas y yo me siento!

10 Comentarios:

Blogger Z dijo...

Molly, nadie nos querrá nunca. Ay, esa frase me conquistó. Es muy de final de Casablanca o algo así.

Pero como dijo Down en Buffy cazavampiros... "y si la vida te da limones... pues haz limonada". Claro que eso debe agriar el carácter :P

11:33 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

yo me tomo todas las mañanas un zumo de limón y soy dulce jeje.
Gracias, Z

11:43 p. m.  
Blogger ✙Eurice✙ dijo...

Nunca saldran de la maldición, el no está dispuesto a darle tregua.
Seguiran cada noche esperando y el pasará de largo, no son las victimas prpopicias para él. Actua por sorpresa, con ella no hay sorpresa posible, él siempre sabe que le esperan...
No soy capaz de abrazarte, mis brazos estan helados, no podrían desprender ni afecto ni calor.
Buen fin de semana Romek.
"Nunca me sentaré a esperar como una de tus malditas"

7:27 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Buen fin de semana, eurice

9:06 a. m.  
Blogger Fígaro dijo...

Al final nadie se salva...a todos nos espera lo mismo.
Abrazos

10:57 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

A todos.

11:09 a. m.  
Blogger pon dijo...

empiezan a darme miedito, menos mal que Prospect Park me pilla lejos

2:01 p. m.  
Blogger Z dijo...

Esta Betty es más gallega que el estereotipo. Siempre contesta con preguntas! :P

4:46 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Las muletas la hacen muy dubitativa

6:27 p. m.  
Blogger Pimpf dijo...

Bueno, comienzan a resultar graciosas, es que no se comen un rosco realmente, o por lo menos un rosco como quieren. Lo que pasa que los tres son unos románticos a los que no les gusta reconocer que lo son, ni reconocer sus debilidades...

bicos Ricos

2:23 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home