jueves, diciembre 16, 2010

Las malditas de Prospect Park


- Molly, ¿te acuerdas de Ernest? Se suicidó. Mira, sale en el periódico. ¿Fuiste tú?
- Qué pregunta, ¡claro que no! Yo estaba sólo allí y me acerqué.
- Siempre pasa algo ahí donde estamos. Por eso nos miran mal en Greenpoint.
- Y en Park Slope... ¿Te has fijado que estamos rodeadas de cementerios? ¿Los has contado? Holy Cross, Evergreens, Salem Field, Lutheran, Sain Johns...Mount lebanon...¡Vienen a Brooklyn a morir!
- Se me ha ocurrido escribir un himno a Ernest y a la causa suicida.
- Si hacemos eso también le escribimos otro a Conrad Owens, el violador del parque.
- No sabemos ni cómo es. En el periódico tiene que salir su foto, espera...¿Antes o después de la cartelera de espectáculos?
- Antes. ¿Para qué iban a publicar su foto?
- Por si alguien le reconoce pueda echar a correr.
- ¿A correr para avisar a sus amigas?
- No, por miedo.
- Con lo tranquila que soy yo y con lo lenta que eres tú con tus muletas, dudo que corramos...Y mucho menos a avisar a las amigas...
- Mira, Molly, foto y descripción
- ¿No estarás mirando en la sección contactos?
- A ver cómo es...
- Pero no sabemos cómo es de carácter.
- ¿Desde cuándo te interesa a ti el carácter de alguien?
- Llevamos semanas viniendo a este parque y aquí no aparece ningún Conrad Owens. ¿No será un mito como el monstruo del Lago Ness?
- Déjame leerte la descripción: Mediana edad, metro ochenta, ojos claros, corpulento, velludo, cien kilos, espaldas anchas, varonil, voz ronca y seca (a veces incluso profunda), labios carnosos, piel tostada, manos duras, callosas, anchas, piernas robustas...
- Parece que estés describiendo al hombre de mi vida.
- Tú no tienes vida.
- Se le ve bien en la foto.
- Pero no le han sabido fotografiarle el lado oscuro...¿Sabes qué? Un día de estos aparecerá y lo tendremos de frente...Nosotras sí le sabremos ver el lado oscuro.
- O arrancárselo, porque nosotras despertamos en la gente sentimientos encontrados.
- ¡Mira, Molly! ¿No podría ser ese Conrad?
- No, no creo.
- No crees pero te atusas el pelo.
- Sigfried es mucho más corpulento y varonil. Lo tengo en la cabeza desde que era niña.
- Tú no sueñas. Prefieres la realidad.
- ¡Mira, Betty! ¡Ese es Conrad!
- No, no creo.
- Si no lo crees, ¿por qué te atusas el pelo?
- Estoy preocupada. ¿Y si un día pasa por aquí y tampoco se fija en nosotras?
- Se fijará y si no haremos que se fije. En el obligar las profesionales somos nosotras.
- Me pregunto si de haber creciddo en Crakovia hubiera sido lo que soy ahora, una simple viuda.
- Crakovia, viuda...siempre con lo mismo... Se te nota en el acento que eres de Brooklyn. Incluso se te nota en el acento que jamás saldrás de aquí.
- Todos acabamos siendo de Brooklyn tarde o temprano, ¿no? Quien sabe, nadie me vio nacer así que lo más posible es que haya nacido en cualquier parte.
- Alguien lo habrá visto, es cuestión de preguntar pero nos rehúyen. ¿Por qué esa fijación por nosotras?
- ¡Qué sabrás tú de nacimientos sin nunca has parido! ¡Ni siquiera llegaron a violarte!
- Tú tampoco has parido.
- He tenido tres embarazos.
- Psicológicos.
- No fueron psicológicos, lo tenía todo: la placenta, las viscosidades...
- Te faltaba el niño.
- Eso sí, pero era lo único que faltaba.
- Un parto sin niño no es parto.
- ¿Ah, no? ¿Entonces qué es?
- Un embarazo psicológico.
- He tenido tres embarazos.
- También has tenido tres raspados.
- Eres complicada, Molly. Siempre lo fuiste y por eso te echaron de la escuela.
- No me echaron,  la cerraron porque hubo una plaga y tuve que ponerme a trabajar de costurera.
- ¿A trabajar haciendoles budú a tus compañeras con el cojín de las agujas?
- Lo hice inconscientemente, como lo hacemos nosotras todo.
- Yo no empujé a Ernest a las vías del tren, ya te veo por donde vas.
- ¿Y por qué caminabas hacia él?
- ¿Por qué no iba a hacerlo?
- No es lógico.
- Estamos en Prospect Park, son las tres de la madrugada y estamos esperando que aparezca un violador en serie para conocerle. ¿Te parece eso lógico?
- Me voy a dormir ya, mañana volvemos.
- ¿Por qué no sale la foto de Ernest en el periódico y de Conrad si?...Escucha, Molly...¡Molly, espérame, no me hagas correr que con las muletas se me doblan los tacones!

25 Comentarios:

Blogger Rosa dijo...

Parecía como si yo también estuviese en ese parque!!

Eres capaz de describir situaciones que se encuentran más allá de las fronteras de lo políticamente correcto o de lo socialmente aceptado como 'normal' y/o legal desde una perspectiva que ni moraliza, ni adoctrina, ni trata de llevarte a ningún terreno más allá de aquel donde sucecen los hechos. A mi me conviertes en una observadora totalmente integrada en las situaciones que describes y eso te lo tengo que agradecer; joder que bien lo haces!!!

Besos

9:58 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Rosa. Es un fragmento de una obra de teatro que escribí llamada Las malditas. Un director me dijo que "hablaban demasiado" y las encerré en un cajón. Hace unos meses las rescaté del cajón de Teatro y contemplé la posibilidad de que las malditas fueran narradas. Ahora las malditas andan dentro del mismo proyecto de novela que estoy escribiendo y en el que ando muy perdido.
Me halaga un comentario como el tuyo, y más viniendo de la poeta de la blogosfera que más admiro.

10:12 a. m.  
Blogger ✙Eurice✙ dijo...

Molly, Betty, dos personajes peculiares, sin vida que solo entretienen el tiempo en historias que nunca van a suceder y que además es un dialogo casi mental entre ellas...
¿Quizá Molly y Betty sean la misma persona?, puede que una tenga un trastorno de personalidad multiple. Como me gusta divagar con lo que escribes...
¿Ves como aunque me haya ido, por aquí sigo?.
Solo nos vamos cuando morimos Romek, e incluso a veces de la muerte se vuelve para dar un buen escarmiento a quien se lo merece ;).

10:32 a. m.  
Blogger Thiago dijo...

jaj me ha encantado eso de que tarde o temprano todos acaben siendo de Brooklyn, mi madre dice algo parecido pero de ser rubio. Dice que todo el mundo en algún momento de su vida es rubio, lo ha sido de pequeño o lo quier ser y está buscando el tinte adecuado, jajaja

Muy bueno el texto, un poco "esperandoagodotista" jajaaj.


Bezos.

10:45 a. m.  
Blogger La Lola dijo...

Me tienes alucinada, tu mente no tiene límite...Un saco sin fondo y por si fuera poco muy especial con lo que escribe. Fantástico.
Un abrazo

10:51 a. m.  
Blogger Menda. dijo...

Entre las múltiples noticias de asesinatos en los diarios virtuales de hoy, y este post, ando un poco mareada.


Así que LAS MALDITAS. ¿La publicarás?

11:30 a. m.  
Blogger ✙Eurice✙ dijo...

He estado leyendo el fragmento de Muelle 13.
Me he quedado en shock, es brillante...
"Soy una semilla cubierta de hormigón y luz; soy la síntesis de lo que todos quieren y de lo que todos huyen. He sido imperfecta y desgraciada; ahora soy imperfecta y feliz".

11:46 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

wow, Euridice, dónde lo has encontrado? Esa obra se produjo dos veces, una en el Repertorio Español de Manhattan, en español y después en inglés en el Theater For The New City. Estoy seguro que las anécdotas de los ensayos y todo lo que sucedió antes de la representación te gustarían mucho más ejejej. Pero gracias por tu interés :)
Menda: por qué estás mareada?
Lola: gracias, hermosa
Pues sí, Thiago, además es verdad lo que dice tu madre porque...yo era rubio jejej.

1:02 p. m.  
Blogger cristal00k dijo...

Hasta yo soy rubia. Ya no sé que decirte, Romek, pero ya sabes lo que pienso. Me maravillas.

1:42 p. m.  
Blogger Diego Tejada Gamboa dijo...

Que manera de transmitir... me ha fascinado, te estoy siguiendo, un abrazo

3:16 p. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

¿No descansas, eh Romek? ¿Escribes todo el día?
La tipa de los embarazos psicológicos y la bruja, je je je.

Abrazos.

4:03 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

4:14 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias a los tres.
Sí, Antony, descanso, si no descansara colapsaría la red ejejj Soy un escritor compulsivo, me gusta más escribir que hablar ejejej
un beso

4:22 p. m.  
Blogger Gary Rivera dijo...

jajaja que interesante! y a la vez que raro! tan angustiadas estaban las pobres que esperaban a un violador en serie? pero yo imagine otra cosa, me las imaginaba (porque son mujeres no?) como hermanas del destino que iban por ahi regando muerte mientras le cortaqban el hilo de la vida a sus "victimas" , jajaja me dejaste alucinando!

4:36 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Gary, pero todavía queda, eh?

4:39 p. m.  
Blogger Christian Ingebrethsen dijo...

Me he sentido como si estuviera en el banco de al lado mirándolas con expresión ausente mientras las escuchaba hablar.

Besos.

4:39 p. m.  
Blogger ✙Eurice✙ dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

5:01 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Esa es la idea, Christian, llevaros hasta allá. O la meta. Las críticas que tenía en contra eran que se trataba de un teatro de palabras. Algunos directores trataron de convencerme para que tirara alguna bomba o alguien hiciera el salto del ángel. Yo no creo que al espectador le haga falta eso.

6:12 p. m.  
Blogger Vivianne dijo...

Este es un candombe dos chicas bastante especiales esperando al violador me parece trado de mechas!! Bah!! un texto rico en la simpleza, se distorsiona pero acaba esperando por lo siguiente para allá voy!!

6:15 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

jejeje un beso, vivianne

7:40 p. m.  
Blogger William De Baskerville dijo...

Buenas noches, Romek.

Estas Malditas son una pasada, como todos los personajes "reales" que escribes y describes.

Estoy con Rosa en lo importante de transportar al que lee a esos lugares, tus, sus, nuestros lugares.

No hay historias para el que lee si no se las imagina bien, y tu ayudas mucho a eso.

"Escribo lo que veo" :D.

Bss! y buen finde.

Hasta pronto!.


Pd: Menudo exito de entrada!!!!.

10:15 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Atre, es un honor tenerte por aqui.

10:54 p. m.  
Blogger iliamehoy dijo...

Delirante flash narrado de una forma brillante, sin fronteras.
Una sonrisa

8:49 p. m.  
Blogger BIPOLAR dijo...

Diálogo totalmente surrealista. Imposible de seguir en teatro sin que el público vea la foto del violador.

¿Eran prostitutas?

No sé porque la de las muletas ofrecía mal servicio al cliente.

11:08 p. m.  
Anonymous Beatriz dijo...

Hoy te he descubierto, iré leyendo tu relato, de momento me gusta

12:11 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home