sábado, diciembre 25, 2010

Los viajeros

En la Avenida Gates con Séneca hay un hombre viejo sentado en el portal de su casa, mirándolo todo con interrogantes en los ojos. Nadie se percata de su presencia, a nadie le importa su mirada inquisitiva, aprobadora, censuradora…Simplemente le dejan que se documente.
Cuando cruzo su campo visual todos los días no le miro directamente a los ojos. Piensa que no puede ser visto, que es transparente. Si le mirara directamente dejaría de pensar en sí mismo como personaje oculto en su silla.
Pero hoy lo hice, le miré, y se sorprendió. Los interrogantes de su rostro se convirtieron rápidamente en exclamaciones y entendí el porqué: El hombre, recogido en su escondite como viajero deleitándose en el paisaje de ventana, sintió como, de repente, el paisaje le estuviera mirando a él.
Hubiera querido regresar sobre mis pasos y hacerle saber que no formo parte del paisaje, sino que soy otro viajero transparente.

20 Comentarios:

Blogger Gary Rivera dijo...

wow! Yo hago lo mismo! A veces me voy al malecon de chorrillos! y me siento en el borde del precipicio, donde se ve el mar agitando las playas con sus olas! y veo tambien la gente que se mueve en ritmo frenetico, dejo que el sol queme mi piel hasta quedar del color de un pescador! Y veo cada cosa! Observar es un gran ejercicio para mi.

Interesante el post! COMO SIEMPRE! Un enorme abrazote!

SOY PRIMERO!!

3:43 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Jejej si, Gary, el primero.
Me quedo con esa imagen de ti tostado como un pescador frente al mar.
De tanto observar nos volvemos transparentes. Llega un dia en el que ya nadie se da cuenta de nuestra presencia.
Gracias, hermoso, un besazo para ti :)

3:49 a. m.  
Blogger Ernesto dijo...

Romek ..... ernestof32@gmail.com

saludos.

Pepin.

5:13 a. m.  
Blogger Ernesto dijo...

:)

6:21 a. m.  
Blogger Ernesto dijo...

Zilef Dadivan Romek, soseb.......

6:23 a. m.  
Blogger Melvin dijo...

Los viajantes de la vida discurren en sus quehaceres cotidianos sin percatarse, la mayoría de las veces, del sinfín de miradas observantes e íntimas que parecen seguir sus pasos. Yo fuí hombre transparente una vez, fue mágico y terrorífico al mismo tiempo. Mágico por la hermosa posibilidad de tener acceso a otras miradas esquivas; terrorífico porque sentí que mi identidad secreta y vouyerista se esfumaba, sin paliativos, cuando uno de ellos se detuvo también en mi. Como en una peli de Robert Altman... Todo son vidas cruzadas. Un abrazo.

5:46 p. m.  
Blogger theodore dijo...

Tal vez es que los transparentes se reconocen (os reconoceis, nos reconocemos) entre ellos, como los fantasmas. Quizá su sorpresa no fue por verse observado por el paisaje, sino por encontrarse con un igual :-)

Besos bien tangibles. O tongue-ibles. Qué raro suena eso...

6:03 p. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

Buena tu manera filosófica de pensar, Romek

Abrazos.

7:19 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Ernesto: donde estas?
Theodore: si, pero el tipo penso que era el unico y no le gustó jeje
Gracias, antony :)

8:15 p. m.  
Blogger Aldabra dijo...

yo quisiera también ser transparente pero aún no sé como lograrlo.
biquiños,

8:51 p. m.  
Blogger Akyaabil dijo...

Me gustó mucho, ya que yo también soy transparente pero lo veo como virtud, es maravilloso no ser una más de las personas que andan es masa, es bueno ser particular y taciturna, como yo... claro que un poco de materia no hace daño, pero no hay que abusar de ella... en fin, me quedo por acá claro está. saludos y un abrazo.

9:53 p. m.  
Blogger Rosa dijo...

Sí, hay gente así. Gente que no necesita que la otra gente sepa que existe. Es también lo que se favorece desde este mundo; gente que no se mira, que no se habla, que no se siente...Saramago en una entrevista hablada de eso, de la innecesidad creciente de incomunicación que tenemos en un mundo donde, supuestamente, cada vez hay más medios para comunicarse. Pero claro, primero habría que definir comunicación.

Besoss

10:16 p. m.  
Blogger la MaLquEridA dijo...

Somos entes invisibles, tan invisibles que podemos chocar entre nosotros y no nos damos cuenta.

4:21 a. m.  
Blogger William De Baskerville dijo...

Que preciosidad de relato, Romek.

Me ha gustado mucho sobre todo:
"Piensa que no puede ser visto, que es transparente. Si le mirara directamente dejaría de pensar en sí mismo como personaje oculto en su silla."

"Hubiera querido regresar sobre mis pasos y hacerle saber que no formo parte del paisaje, sino que soy otro viajero transparente."


Bss!

11:50 a. m.  
Blogger cristal00k dijo...

hummm la transparencia en una cualidad o un dato?
Como sea, es algo que sé como experimentar... y que cada vez me gusta más. Dime rara.

10:12 p. m.  
Blogger cristal00k dijo...

en = es. Excuse me

10:13 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

A mí no me gusta ser invisible.
Gracias por vuestros comentarios.

11:18 p. m.  
Anonymous Tonet dijo...

Menos mal....pensé que iba a ser la única que iba a decirlo. No quiero ser invisible, no quiero que no me veas, no quiero que no me escuches, no quiero que prefieras no leerme...no quiero que te olvides de mí....con algunos matices, pero no quiero.
Perdón se me fue la pinza... ;)
Un abrazo

1:04 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Por eso, ser invisible no me gusta. No se te va la pinza, no jeje, es divertida esa expresion. Me gustaria saber su origen :)

1:47 a. m.  
Blogger Pimpf dijo...

Es como ser invisible, pero sin llegar a serlo, como contemplar una foto, pero donde las cosas se mueven. Pero nadie pasa desapercibido nunca, para nadie.

Bicos Ricos

4:22 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home