lunes, diciembre 13, 2010

Mi hipotálamo Vs el hipotálamo de los demás


No me puedo poner cualquier cosa, nunca pude. Si las camisas no son de algodón me pican hasta el punto de no poder doblar los brazos o las piernas. A todas las camisas les tengo que sacar cuidadosamente la etiqueta porque me araña la nuca y siento como que estoy durmiendo sobre un cactus y las camisetas tengo que llevarlas del revés porque las costuras son agujas que me taladran la piel. Esto lo arrastro desde la infancia y el dilema de mi madre siempre era si una pieza me "picaría" o no. Mi padre me daba golpes en la nuca si caminaba como un robot y un día hasta me amenazó con llevarme al médico a "ponerte muchas inyecciones"
El diagnóstico que dió un doctor estadounidense fue: autismo leve.
- Por eso el niño es incapaz de mostrar sus sentimientos. Por eso no es capaz de abrazar, por eso habla poco y cuando quiere hablar tartamudea. Seguramente estará lleno de pensamientos que no es capaz de transmitir y ese problema suele manifestarse a través de las molestias que le causa la ropa. Otra manera de manifestarse es que se anda por las ramas antes de contar algo. Revobina demasiado, ¿entiende? Y a nosotros, los norteamericanos, nos gusta "ir al punto" (el famoso get to the point que tantas veces he oído y que tantas frustraciones me ha causado). Ahora bien, el síntoma más molesto es su obsesión por los detalles. Si usted está riñendo al niño por cualquier razón y se da que a usted le ha salido un grano en la nariz, puede ser que al niño le llame tanto la atención que el mundo se remita a la punta de su nariz. Se le apagará el sonido de todo, incluso el de su voz y es muy posible que hasta su lenga le resulte una lengua extranjera.
El diagnóstico de un médico español fue:
- Tienes el hipotálamo quemado.
Ninguno de los casos ofrecía una solución efectiva. Como autista podía ir superando mis problemas comunicativos de algún modo pero si era que el tálamo lo tenía quemado...¿cómo reestablecerlo? Es más, ¿qué era eso del hipotálamo? Sonaba bien. Lo busqué por internet.
Hipotálamo: Glándula endocrina que forma parte del diencéfalo y se sitúa debajo del tálamo. Libera al menos nueve hormonas que actúan como inhibidores o estimulantes. Suele considerarse el centro integrador del sistema nervioso vegetativo.
Pero, claro, esa era la definición de alguien que no tuviera el hipotálamo quemado. En mi caso tenía que leerlo así:
Mi hipotálamo: Glándula endocrina hecha polvo que forma parte de las cenizas del diencéfalo y se sitúa debajo de las ruinas del tálamo. Libera al menos nueve hormonas que las manda a tomar por culo y solían actuar como inhibidores o estimulantes. Suele considerarse el centro del sistema nervioso vegetativo explotado o reventado.
El médico español me resumió la función del hipotálamo:
- Veamos. Para ponértelo fácil (me vio idiota, vaya)...Todos sentimos la molestia de una etiqueta de camisa, así como muchas otras molestias. El hipotálamo se encarga de anular esas pequeñas incomodidades, las filtra y dejas de sentirlas. Como a ti no te funciona bien no te las filtra y te molesta la etiqueta a la que defines como "uñas".

Y como tengo el hipotálamo quemado o tengo autismo leve, como no voy al punto (get to the point) y no soy capaz de demostrar mis sentimientos, lo que yo quería escribir no era exactamente esto, sino otra cosa.
Lo que quería decir era que hoy en el autobús se sentó delante mío un tipo que tenía pinta de retrasado. Estaba sentado en un asiento doble, y el asiento a su lado estaba libre. A todo esto se ha encontrado con un amigo y le ha saludado efusivamente. Al principio no veía a su amigo y sospeché que quizás estuviera saludando a nadie en absoluto. Sospeché que esa efusividad en saludar a nadie era una muestra de su retraso. El tipo levantaba el brazo, sacudiéndolo y enseñandole a la gente que entraba su mano abierta con sus dedos excesivamente separados. Eso exactamente en Grecia es un insulto.
Me equivoqué. Saludaba a un amigo y en cuestión de segundos uno de los tipos que se acercaba a las hileras de asientos era su amigo, le ha respondido con una sonrisa y, mientras se ha sentado le ha dicho refiriéndose al saludo de su mano:
- He visto tu mano.
- Sí, te estaba saludando.
- Son bonitas las manitas.
- Sí.
Al decir "son bonitas las manitas" he llegado a una conclusión: El chico tiene quemado el hipotálamo.
Para entender mi conclusión tenemos que remitirnos a la misma escena pero entre personas con el hipotálamo fresco. Uno saluda al otro, el otro sonríe, siente que las manos son bonitas, le viene al encuentro, se sienta y todo igual. La diferencia entre un tálamo quemado y otro sano es que el primero se dió cuenta de que las "manitas son bonitas", mientras que al otro se lo filtró el maldito hipotálamo.
¿Qué pasa? ¿que el hipotálamo se lo carga todo como los antibióticos?
A decir verdad, me he alegrado de tenerlo roto. Yo no quiero que me filtre las manitas bonitas, ni el fantástico pliegue que tienen los negros en su nuca, ni el gesto característico que tiene Wirka de taparse los ojos cuando está preocupada. Toda esta belleza de detalles (que sí, pueden eclipsar efectivamente el absurdo hilo de la vida) es una eclosión de sentimientos que traduzco constantemente en los demás y que si no tengo hipotálamo o me explotó en la guerra, que se quede como está.
Los dos amigos continuaban con su conversación, que saltaba de un tema a otro, tal vez con el fin de encontrar algo que les apeteciera a los dos.
- Ya pronto están aquí las Navidades.
- Sí.
- Pero las Navidades son más bien para los niños.
- Eso, para los niños.
- Los regalos y todo eso.
- Je, je, je
- Los mayores tenemos la lotería...la lotería de Navidad.
- A mi no me importa eso.
- ¿Ah, no?
- No.
- ¿Qué harías si te tocaran muchos millones?
El otro se encoge de hombros.
- ¿No sabes?
- No.
Me gustaría saber qué organo se encarga de que todo te importe un comino, especialmente el podrido dinero. Obviamente, el chico tenía ese órgano quemado. En cuanto lo sepa sería interesante que todos nos lo extirpáramos.

27 Comentarios:

Blogger ✙Eurice✙ dijo...

Que bueno, a mi me pasa igual, tengo que quitar las etiquetas y darle la vuelta a las camisetas, tengo dermografismo muy positivo en la piel, te aseguro que nada tiene que ver con el Hipotálamo.
No hay organo para que te importe todo un comino, solo existe algo que te permite hacer lo que te da la gana y es la locura Romek, si estas loco a ti todo te dá igual... lo malo es que te aparta la sociedad y si vas po la calle a tu bola los demás susurran a tu paso por ahí va la loca vestida de negro...no sé si estaré loca o no, según los canones, pero te aseguro que a mi la vida me importa un comino y todo lo que la misma lleva.
Me encanta leerte, lo que escribes no me importa un comino.
Saludos!!
Data.- tu autismo leve, no será el Sindrome de Asperger ;) ?

5:18 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

jajajaj muy bueno, Eurice.
Sindrome de Asperger? Vaya, nunca lo había oído, voy a investigar.
A ver si tengo que hacer modificaciones en el texto jeje.
Muchas gracias por estar ahí, Eurice. Nunca había conocido a nadie que le pasara lo mismo. Entonces, tenemos el hipotálamo bien...vaya ejje
un besazo

5:33 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Dios mío, Eurice, estoy leyendo sobre el Sindrome de Asperger en Wikipedia y parece que esté leyendo mi horóscopo!

5:44 p. m.  
Blogger pon dijo...

Al margen del alfabeto.

Janet Frame.

6:46 p. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

Romek, yo creo que si posees el Hipotálamo quemado tienes el Cerebro más grande porque te mandas un ingenio para escribir bien y sacarle provecho a todo para hacer un buen relato.Muy bien

7:21 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, antony :)
No entendi eso, pon

7:31 p. m.  
Blogger Alforte dijo...

Desde que dejo de darle vueltas a las cosas en la lavadora del cerebro, celebro más las cosas y soy más feliz, no se si será cosa del hipo y/o tálamo.

Sin pensar recibe un beso

7:49 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Otro para ti, Al :)

8:08 p. m.  
Blogger Pimpf dijo...

Pues yo cuando le ha dicho eso de las manitas, que son bonitas he pensado en dos cosas, la primera, que tranquilamente podrían ser mis manos, por que son preciosas, y al segunda es que seguramente fuesen gays, y no por que los gays filtren según que cosas, que también lo hacen, aunque habrán estudios médicos por ahí que digan que tenemos algún segregador de glándulas que no es el típico.... Lo tienes quemado... pero vuelta y vuelta no?? jejejeje, que te veo muy bien expresándote escribiendo.

bicos Ricos

8:29 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Perole dijo: qué bonitas son las manitas, en general, no las suyas. No creo que fueran gays, han terminado hablando de fútbol jeje
gracias pimpf :)

8:48 p. m.  
Anonymous Estrella dijo...

Me ha encantado tu Hipotálamo, te voy siguiendo en silencio como estrella viajera.
Te quiero mucho.

9:44 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Yo también Estrella. Te intuía pero no estaba seguro :)
un besazo

11:22 p. m.  
Blogger theodore dijo...

Me ponga una de hipotálamo quemado, por favor. Que en cualquier circunstancia sea capaz de abstraerme y centrar mi mundo en palabras tan bellas como las que maneja su excelencia. Que (casi) todo lo demás es ruido :-)

Besos, como viene siendo habitual, absortos.

1:12 a. m.  
Blogger la MaLquEridA dijo...

Yo lo que tengo quemado es el cerebro, ¿a eso cómo se le llamaría?.

2:21 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Uhm, habria que buscarlo en google :)

2:37 a. m.  
Blogger Rosa dijo...

Me ha encantado.
Me han encantado los diagnósticos, lo de la amenaza de las muchas inyecciones, lo de las manitas y sobre todo lo de extirparnos aquello que hace que le demos una importancia excesiva al puto dinero.

Seas autista, asperger o tengas el hipotálamo calcinado, por favor, sigue así!!

Besos

10:43 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Rosa :)

11:08 a. m.  
Blogger Aldabra dijo...

pues el mío tambíen debe andar un poquito "chamuscau", es que yo muchas veces no pronuncio la o final... tampoco pronuncio bien las x, y digo sepso en vez de sekxo o epscusa en vez de ekscusa... Congo se ríe mucho de mi por ésto pero de broma, eh!

bueno, el caso es que me importan una mierda las navidades... odio las navidades y hace año que no adorno la casa, desde que mi hija creció... cuando me lo echa en cara le digo: sube al trastero y adorna lo que quieras, yo no te lo impido...

y no me gustan las manitas bonita que saludan a lo tonto y a lo bobo.

biquiños.

12:44 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Mi madre también dejó de poner cosas navideñas para sustituirlo por su noción particular de las fiestas. O sea, que dejó de poner árbol y pesebre para llenar la casa de enanos colgantes. Por lo visto era lo que siempre quiso.

1:09 p. m.  
Blogger La Lola dijo...

A mi también me gustaría tener el hipotálamo quemado, sinó fuese por lo de las camisetas, que jode mucho...
Un abrazo

2:28 p. m.  
Blogger Isra dijo...

Pues si encuentras ese organo me lo dices, que a mi muchas veces por esas gilipolleces del "que diran" me joden la vida un rato largo, pero vamos, que me imagino que habrá que aprender tambien un poco. Yo no se si será del todo bueno que se nos queme el hipotálamo, porque si la etiqueta va a estar dando por culo (no caera esa breva jajaja) pues casi que no...

En fin, a mi este año las navidades me estan agradando mucho, y las voy a disfrutar un monton jajaja

Besos cielo

4:12 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Theo, que no te había visto jeje
Lo de las etiquetas es lo peor, Lola y ahora que cada vez veo menos a veces me las cargo al quitarlas.
un beso, Isra

4:41 p. m.  
Blogger iliamehoy dijo...

Yo no se cómo tengo el hipotálamo, pero tus escritos me entran en vena, sin filtros ni anestesia.
Es un placer leerte, aunque publicas a una velocidad sorprendente.
Una sonrisa

6:15 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

jejej gracias, ilia. Supongo que llegará un día que dejaré más espacio entre publicación y publicación. Pero no lo sé porque soy un escritor compulsivo. Me gusta más escribir que hablar :)
Gracias por estar por aquí.

6:58 p. m.  
Blogger pon dijo...

Leyendo tu post me vino a la cabeza una novela que se llama así, "Al margen del alfabeto" de Janet Frame. Si no la has leído te la recomiendo. Janet Frame escribe aobre algo parecido a lo que cuentas, las personas que viven al margen del alfabeto, fuera de los cánones, fuera de las líneas establecidas, diferentes(como si el resto fueramos todos iguales).

11:20 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Vale, Pon, lo apunto, muchas gracias :)

5:27 p. m.  
Blogger ✙Eurice✙ dijo...

Me alegra que este post haya sido el premiado.
Te hice descubrir que eres un Asperger, al menos acerté de pleno el diagnostico.

9:20 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home