lunes, diciembre 20, 2010

Vampiros

Los aztecas y los mayas realizaban sangrientos rituales. Tenían la creencia de que los dioses necesitaban alimentarse de personas. La manera de llegar a estas personas-alimento era a través de su sangre.
Casi todas las culturas humanas, incluyendo el Cristianismo, han estado involucradas en sacrificios humanos en honor a los dioses o a los demonios. Eran sacrificios donde la sangre protagonizaba la ceremonia. 
En la liturgia católica se bebe "la sangre de Cristo", representada ahora -afortunadamente para el cura- en vino. Pero no deja de ser un símbolo que representa "su sangre". 
Parece ser que a lo largo de la historia de la humanidad se ha sabido que la sangre es la esencia de una persona, su alma, sin la cual no es más que un cuerpo. Y un cuerpo sin alma es un vampiro. 

Llegó el cine con su primer vampiro, el Nosferatu de Murnau. Para entonces los vampiros eran feos, desagradables y sólo les interesaba una cosa: beberse tu sangre. A toda costa. Así fue durante muchos años. Había una diferencia entre nuestro mundo de humanos y el de ellos. Ser un cuerpo sin alma no estaba bien visto, era un rollo.
En Entrevista con el vampiro ya no eran tan feos, tenían una voz propia y ciertos sentimientos. Brad Pitt ya no era horrible. Seguía pálido, sí y era muy desagradable cuando bebía sangre.  ¡Pero en la entrevista estaba tan mono! La diferencia entre nuestro mundo humano y el de los desalmados vampiros se difuminó un poco. Brad Pitt inició las concesiones que más tarde haríamos a la nueva generación de vampiros.
Por fin, llegó la famosa saga de Crepúsculo. Ya no son feos, su palidez se ha atenuado bastante y no sólo pueden sustituir la sangre humana por sangre animal (aparición de los primeros vampiros "vegetarianos"), sino que también pueden enamorarse. Lo ideal, no obstante, es que se enamoren de otro vampiro porque los vampiros entre sí se entienden. Casarse con un no-vampiro no procede y la comunidad de chupasangres podría ponerse de mala ostia. La chica protagonista, también guapa, aunque no-vampira. A pesar de eso, se obsesiona de Eduard Culen, el único vampiro soltero del grupo. Nada le aterra más a Bella que saber que Eduard Cullen será chulazo de por vida mientras ella envejece sin remedio. En la segunda parte hasta sueña que celebra su cumpleaños siendo muy vieja y que Eduard, con el mismo aspecto de portada de Vogue de siempre, la felicita dándole un beso asexuado en la mejilla.
¿De qué se enamora Bella? No de su alma (porque no tiene), sino de su cuerpo (que tendrá siempre). Pero en lugar de ponernos de fondo el ruido en forma de ritmo insufrible de las películas pornográficas nos ponen voces celestiales. El amor físico se ha divinizado. Y como Eduard Cullen es tan guapo, tiene tanta clase, sube montañas, escala árboles y detiene coches con la mano, el público le perdona todo lo demás, siendo que "todo lo demás" era lo que antes aterrorizaba a las masas.
Eduard le dice en el bosque tratando de persuadir a Bella de que no se enamore de él:
- Bella, he matado personas.
- No me importa.
- He hecho daño.
- No me importa.
- Incluso he pensado en matarte a ti.
- No me importa.
Pero, a ver, ¿qué es lo que le importa a esta chica?
Todo lo suyo es que él la muerda y "la convierta" en uno de ellos. Todo lo suyo es vivir para siempre a su lado, ser dos vampiritos felices, comprar una casa en Forks y ya está.
Pero él no quiere morderla. La quiere así como es, con todos sus globulillos blancos y rojos.
Después de la primera película, todos los jóvenes de este planeta están esperando que la muerda porque los jóvenes de este mundo quieren ver a Bella feliz y, a través de Bella (por el milagro cinematográfico de la identificación con el personaje) ser felices ellos, los espectadores.
Diría que la frase más importante de la saga se dice en Luna Nueva, cuando ella, volviendo a insistir en que la muerda y él se niega porque si lo hiciera se quedaría sin alma, declara: 
- No me importa, toma mi alma. No la quiero para nada.
Lo divertido de todo esto es que ahora es el espectador el que se entrega al desalmado vampiro y el milagro se ha realizado. 
Mensaje para los jóvenes del planeta:
1. El amor físico (sexo) es lo más importante que hay.
2. Si pensábais que vuestra alma tenía alguna relevancia, estábais en un craso error. El alma es como cualquier otra cosa pero, por alguna razón, si la das obtienes la ostia a cambio (en este caso, un chulazo)
3. Las creencias de otras vidas después de la muerte no han sido comprobadas. No hay nada mejor que esta vída física y es importante luchar y entregarlo todo para que sea lo mejor posible.
Personalmente, prefería a Nosferatu. Me gusta que lo horrible anuncie su llegada.
Ayer leí este anuncio en uno de los lados de mi página de Facebook:
"Ya es hora de cambiar. Pídenos hasta 300 euros, rápido, sin papeles, desde tu móvil o internet. No gastes tu vida, gástate el dinero"
Sin duda, somos ahora nosotros los que adoramos a los vampiros y voluntarios nos ofrecemos a ellos.

14 Comentarios:

Blogger almalaire dijo...

Me gusta mucho, mucho Murnau, quería hacer un post sobre "El último", igual algún día.No he visto nada de la saga Crepúsculo. Entrevista con el Vampiro si la vi, pero me aburrió muchísimo, al final un poco menos, cuando sale Antonico Banderas después de agotar las existencias de crecepelos Amador. El pelucón de Banderas era lo mejor...

La inmortalidad a cambio del alma quizá no sea tan mal negocio después de todo cuando el alma se cotiza ya tan poco ;)

11:35 a. m.  
Blogger Thiago dijo...

jaja está muy divertido tu post... La verdad es que yo no puedo con Crepúsculo ni sus gilipolladas para adolescentes reprimidos, pero inevitablemente he leído y visto un montonazo de cosas sobre esa saga, claro. Lo que pasa es que para mí hay algo que falla por la base, es que yo sigo prefiriendo que me muerda Brad Pitts, pq el chico de crepúsculo, ese "que sigue queriendo todos sus globulillos" como tu dices no me gusta nada, y si viniera a morderme a mí le rompía los piños, jajaaj

Y bueno, creo que hemos coincidido de alguna maner en la tesis tú aquí y yo en mi post llamado "virginidad" que en el fondo, si lo piensas, también hay sangre por medio: "Primera Sangre" como el título de aquella novela de la que luego salió Rambo, otro vampiro a fín de cuentas, jaja Bueno, creo que me he liado, ajaj


bezo


Bezos.

12:36 p. m.  
Blogger claudia dijo...

Muy bueno. Efectivamente hay muchos más vampiros de lo que parece.

1:29 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

No te pierdes nada, Almalaire.
Pues si no te gusta el chico, Thiago, ni la veas porque parece ser que es lo único que vale la pena.

3:41 p. m.  
Blogger Gary Rivera dijo...

jajajaja que buena critica! destrozadora e inicua de una manera tan elegante que ni se nota! jajajajaja

Bueno yo debo de confesar que como lector compulsivo, he leido todos los libros de la saga de crepusculo y si la autora destila cursilismo en cada silaba! recuerdo en ocasiones mientras leia que me decia Edward (se escribe asi?) que esperas para metersela! y acabar con nuestro sufrimiento! el mas insoportable de los libros fue el segundo! y el que mas me gusto fue el ultimo! donde me prometian una PELEA!!!! de vampiros! me imagine un despliegue de superpoderes! (habia olvidado que la que escribe es mujer) y si no se jalaban los pelos y arañaban fue porque tenia que llenar muchas paginas! jajajaja

Bueno, ya lei toda la saga, vere la pelicula no me queda otra. Un abrazote!

Sorry me desvie del tema, A mi me vacilan los vampiros, porque eran malos! despiadados que podian verse elegantes pero que eran maaalos!!!

4:03 p. m.  
Blogger Damian dijo...

haz escuchado eso de q la autora por su religión no hace q la pareja de su libro tenga relaciones sin estar casada, algunos dicen q el mensaje positivo es ese. posponer el sexo hasta estar listos y muy seguros de quererlo y amarse, solo digo

no recuerdo de q religión es la autora

4:26 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

jejeej Gary, qué bueno. Yo no sé si al final se la mete o no. Ayer le regalé a mi madre la última parte. La veré con ella.
Lo de elegantes es ahora, Gary, mira como era Nosferatu ejeje
Damian, pero los vampiros tienen sexo?

5:47 p. m.  
Blogger Rosa dijo...

A mi también me gustaba más Nosferatu y cuando le clavaban la estaca en el corazón, madremia que cosa!!!

Yo la saga de crepúsculo no la he visto ni he leído los libros, pero vamos por lo que cuentas, sí, sí, es muy actual ese mensaje que transmite de que ahora somos nosotros los que nos ofrecemos a los vampiros para que, gustosamente, nos chupen la sangre, com la Bella esa que no para de pedírselo, y que perra tiene oyes!! jajaja.

Muy buenas tus conclusiones finales y un placer tus Malditas de Prospect Park.

Besos

6:39 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Lo de la estaca siempre era lo mejor pero mi muerte vampiresca preferida era cuando salía el sol, un rayo entraba por una exigua ventanita y drácula se secaba en el sótano, gritando.
Gracias, Rosa :)

6:52 p. m.  
Anonymous Tonet dijo...

La entrada es genial, me he reído muchísimo con el diálogo de Bella y draculín y el final sublime sin duda peeeeero...... me quedo con Drácula de Bram Stocker :)
Pero sólo me gusta ese vampiro, el resto supongo que no me inspirarían ninguna confianza. Lo que sí me gusta "recrearme" con almas predestinadas, la pasión, el amor instintivo...no sé, mi imaginación es rápida levantando el vuelo, no me pasa con Frankestein ni con el Grinch , que le vamos a hacer...debe ser por la melena ;)
Esta noche habrá un eclipse, te lo cuento por lo de la peli, dicen que el tiempo cierra las puertas con llave.
Si es así te deseo nuevos tiempos repletos de emociones y risas :)
Un abrazo

7:29 p. m.  
Blogger Christian Ingebrethsen dijo...

Enhorabuena por tu post, me ha encantado esta reflexión sobre los vampiros. Aunque tengo que reconocer que me quedo con los de Murnau y Anne Rice, los de Crepúsculo no me convencen mucho.

Saludos.

8:10 p. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

Entrevista con el vampiro es una de mis películas favoritas, y de la zaga Crepúsculo solo me gustó la primera. Una buena entrada Romek.

Abrazos.

12:11 a. m.  
Blogger La Lola dijo...

Este tipo de películas a mi especialmente no me dicen nada, no me sentaría a verlas. Pero si hay una cosa que deduzco de tus comentarios y es que la chica( aparte de ser un poco ñoña), piensa que el amor es para siempre...¡en fin!
Un abrazo

11:25 a. m.  
Blogger Liliana Lucki dijo...

Es evidente que la sangre es inspiradora.

Como una obra que llamo rojo vital...sin sangre.

Solo movimientos y acción .

Muy bueno todo lo escrito !!!

5:02 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home