sábado, enero 01, 2011

Nellie


Bueno, ya estamos en un año nuevo. Espero que todos hayáis tenido una buena entrada. Yo no me dí cuenta porque en esos momentos estaba parpadeando, como  la chica que fue a ver las montañas azules y de la que tengo que hablar algún día.
Mi amiga Oliwia Berlinski, con quien he coincidido en esta página y que casualmente también es de Wojkowice -aunque decidió nacer en otro lugar- me está ayudando con el nuevo blog. Ahora estoy usando uno que abrí en el año 2003 y no puedo disfrutar de las nuevas funciones (salto de ángel y espagat).
Ahora continúo con los relatos porque si no lo hago me seco como Drácula en un sótano cuando entra un rayo de sol. Un abrazo a todos.

Nelly, la encargada, es una buena chica. Y Nelly aprecia a todo el mundo. Ayer hicimos el mismo turno y a medianoche cogimos el mismo tren. Siempre lleva una bolsa porque se lleva sobras de comida. Nos sentamos en el primer vagón y el conductor al verla la saludó y me miró. Era una mirada interrogativa. Le estaba preguntando quién era yo y Nellie le saludó y le sonrió con una sonrisa respuesta. Le estaba diciendo que no era nadie que debiera preocuparle. El conductor me saludó aliviado. Enseguida me di cuenta de que el conductor se tiraba a Nelly en la cabina.
- Siempre me siento en este vagón, -me confesó al llegar a Penn Station-, porque conozco al conductor, es un buen tipo. El otro día me dejó entrar en su cabina.
Nellie es algo mantecosa y la cabina exigua. Vi muchas veces a Nelly quitarse la camisa del trabajo de espaldas, en el cuarto de la lavadora que era muy estrecha. Me fascinaba la rapidez que tenía para quitarse una cosa y ponerse otra, haciendo contorsiones rápidas. Parecía de goma, pero sólo cuando se cambiaba, después volvía a ser normal. Así se quitaba la camisa en la cabina, como si fuera la chica elástica. El conductor tenía a Nelly encima, la bolsa de plástico con las sobras de comida en un rincón. Nellie jadea, el tren silba, los pasajeros duermen, leen o escuchan música. El mundo es como es.
A veces, Emerson se va con ella. Dice que es muy buena mujer. No encuentra pareja y se queja, pero es buena. Seguramente será una incomprendida. Le proponía a Emerson irse de copas cada tarde, después del turno. Emerson le decía a su pareja que llegaría dos horas más tarde, cuando su jefa se hubiera alcoholizado.
En la taberna inglesa se tocan todos los temas menos los relacionados al trabajo, excepto un día, sólo un día en el que Nellie le preguntó a Emerson si…
- ¿Tienes fax en casa? Puedo mandarte los nuevos horarios del mes que viene y así eres el primero en recibirlos. También quiero ascenderte. 
Emerson habla del programa de ópera gratuita que harán este verano en Central Park. A Emerson no le gusta la ópera pero le fascina lo que es gratis y al aire libre. En agosto me invitó a ir con él y con su pareja. Se habían comprado un par de sillas plegables porque la primera vez que fueron el césped les resultó muy incómodo. Yo no fui pero prometí ir la próxima vez que tampoco fui. Desde mi casa pude oír como discutían sobre el césped mientras la soprano abría la boca y no se oía porque la caja acústica de Central Park no es tan buena (se oyen más los gases de la gente sobre el césped) Emerson intenta convencerme de que debo ir y yo les oigo discutir. Siempre discuten. Cuando vivían en Flushing Emerson tiró al suelo una vajilla entera y otro día tiró la batidora que compraron en Macy’s. Nadie se sorprendió porque ese ruido ya lo hacían los vecinos más silenciosos. La negra que tenían en el piso de arriba, cuando llegaba el verano, se ponía a hablar con la negra que vivía en el piso de abajo desde la escalera de incendios. Con la negra de al lado no se llevaba bien, pero con la de abajo sí porque eran del mismo signo. Emerson sacó la cabeza para gritarles si no podían hablar de otro modo y la negra de arriba le contestó que se metiera en sus asuntos, hijo de puta. Un día, Emerson le dio un puñetazo a la pared e hizo un boquete. Su pareja se asustó porque pensó que otro día le podía dar a él y así fue: le lanzó la batidora a la cabeza de suerte que su pareja la esquivó y la batidora se partió contra el suelo. Otro día hizo estallar contra el suelo el teléfono con fax. El suelo era muy resistente pero el teléfono-fax no, así que la pareja se quedó sin oficina.
- No, bueno –responde Emerson mientras Nelly apuraba su cerveza- Teníamos un fax pero se estropeó.
Emerson fue ascendido a jefe de camareros del turno de mañana.

25 Comentarios:

Blogger ✙Eurice✙ dijo...

Ohhhhhhhhhh!! con que me engañas con otra eh? :)
Que caracter el de Emerson, ja,ja,ja,
Tu amiga Oliwia ha venido ¿que es otra polaca como tu?.
Es ella la que te ha hecho ese otro blog del que soy la primera seguidora?... que se joda que me he apuntado antes que ella,ja,ja,ja,ja.
Como estoy celosa, te quedas sin abrazo ni beso de primeros de año, ale, castigado.

11:23 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

A ver, qué lío, déjame responderle a ella primero.
Oliwia, przeprazam ale nie rozumiem. Mówię tylko rosyjski.

11:34 p. m.  
Anonymous Estrella dijo...

Estimado amigo Romek, te deseo de todo corazón un año nuevo 2011 lleno de Luz, Amor y Felicidad....Ah y que no falte la inspiración!!!
No te olvido. Un abrazo de Estrella

12:22 a. m.  
Blogger theodore dijo...

Feliz 2011, estimadísimo Romek, qué bueno empezar con un par de sabrosas lecturas tuyas, no permitiremos que te seques. Ah, y cuidado con el espagat que ya tienes una edad.

Besos.

12:44 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Estrella, para ti también. Me gusta que te manifiestes de vez en cuando :)
theo, estabas desaparecido. Muchas gracias :)
Oliwia: esli ty ne gabaritie po inspanski, pachemu znaesh shto my gabarim ob blog? Ia znaio kto ty :) Nie gabariu ochen xorosho po polski patamu shto ia jil maio bcio jisn b new yorke. Spasiva :)

1:40 a. m.  
Blogger Bee Borjas dijo...

Què manera tan buena de describir situaciones! Insisto, esa mezcla de cotidianeidad, ironía, situaciones descabelladas... Ah! un placer leerte Romek! Beso grande amigo!

3:04 a. m.  
Blogger Merche Pallarés dijo...

Ja,ja... Primero, la historia y luego los comentarios ¡entre Oliwia Berlinski y tú! Genial. Muchos besotes, M.
P.D. Siempre te he querido agradecer el tamaño de tus letras. Los de la tercera edad (debo de ser la única pero, bueno...) te lo agradecen...

5:03 a. m.  
Blogger Diego Tejada Gamboa dijo...

Debe ser mi estado... jejeje pero me ha costado entender lo que has escrito, lo volveré a leer, despues te comento en forma más personalizada, por msn, un beso mi romek

5:32 a. m.  
Blogger Mar dijo...

Pensé que Nelly con el pretexto de los turno de trabajo y tal, quería saber el nº de teléfono de Emerson con otra intención o no... ;-)

Bss

11:12 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

No, Mar, Emerson era una dama, todas las mujeres sabian que no podian esperar mas de el que leves caricias o un hombro en el que llorar.

11:19 a. m.  
Blogger Rosa dijo...

La cabina de un tren es un buen lugar para follar. Además estos trenes de ahora que van con piloto automático!! qué tendría que hacer el conductor sino??, y Nelly? qué otra opción tiene? quedarse en un vagón lleno de gente gris y adormecida?, bah, mala opción es esa.

Besos

11:31 a. m.  
Blogger Fígaro dijo...

Ten un año de felicidad...abrazos

2:37 p. m.  
Blogger Joe dijo...

Feliz año 2011!!!
hace dias que no me paso... pero bueno aca estoy para dejarte algo tan simpe como mis deseos de felicidad para vos.
Besos

4:12 p. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

Bastante violento este Emerson, ¿no? y lo peor es que después le toca comprar nuevamente lo que rompió.
El conductor del tren solo debe montarse encima de Nelly y los vaivenes del camino hacen el resto, je je je.

Abrazos.

6:11 p. m.  
Blogger pon dijo...

Pues no te seques, hombre, no te seques y menos a primeros de año que tiene poco glamour

7:11 p. m.  
Anonymous Tonet dijo...

Trenes , batidoras, arriba y abajo...está claro que a ti te va la marcha querido ;)
Increible, como siempre

Un abrazo y feliz semana

8:47 p. m.  
Anonymous procsilas dijo...

feliz año nuevo, majo!!!

9:24 p. m.  
Blogger Melvin dijo...

Me quedo con la pueril conducta de Emerson. Encerrado en su mundo de rutinas imaginando que "El gran sueño americano" puede hacerse real para alguien mediocre que se tira a su jefa. Hoy pensé en Paul Auster y en Mr. Allen. Es lo que tiene N.York. Un abrazo Manhattaniano.

10:47 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Rosa. Ahora con el piloto automático el follar se va a acabar jeje
Figaro, igualmente, gracias
Joe, espero que estés bien y hayas tenido una buena entrada de año. Un abrazo
Antony, sobre todo esos trenes antiguos de Nueva York. Yo creo que Nellie acabó en la cabina con el traqueteo mismo, se fue desplazando de su asiento hasta las faldas del conductor.
Pon, no me seco, no. Para secarme a mí hace falta un buen recalentamiento global
Tonet, gracias, lo mismo para ti :)
Procsilas, feliz año, gracias
No, Melvin, no se la tira. Nadie, excepto el conductor del metro, se tiraba a la pobre Nelly.

12:04 a. m.  
Blogger Pimpf dijo...

Desde luego, personajes con genio no te faltan. Que conste que yo podría discutir con mi D. y aprovechar el fax del trabajo para tirarlo al suelo, pero no lo voy a hacer, aunque necesitemos otro.

Bicos ricos

11:34 a. m.  
Blogger Melvin dijo...

Oops, creo que me perdí. Como castigo me lo vuelvo a leer. Jeje... Sorry.

4:37 p. m.  
Blogger Thiago dijo...

jaja Romek, como te veo ya de integrado, eh. me encanta. como siempre el relato fascinante, tan americano, jaaj. Y vaya lio que te traes con una falsa polaca, pero a ver que os decis que os mando a Merche pallarés que domina todas las lenguas... Y hazle caso a Eurice que se pone celosa, jaaj

Pero qué es eso de otro blog? yo no lo encuento, ajaj


Bezos.

7:55 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Hola, Thiago :) La falsa polaca no se quien es pero me da que usa un traductor online. Ya no le digo nada hasta que se manifieste moviendo este vaso (ouija) :)
Gracias, qué bien que regresaste.

10:35 p. m.  
Blogger Aldabra dijo...

Emerson, Nellie… no están hechos el uno para el otro. Nelly es dulce aunque tú digas que es mantecosa. Y Emerson jamás la comprenderá aunque se lo haga con ella en la cabina. Biquiños,

11:57 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Hola, Aldabra. Bueno, creo que no la retraté bien del todo porque en realidad era malísima...y Emerson también ejej. un besazo, mi sirena

12:17 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home