sábado, enero 08, 2011

Polonizacion y La Daga


Un día me desperté con una tremenda necesidad de polonizarlo todo, de que todo fuera muy difícil, muy incomprensible y, a su vez, perfecto. La perfección, igual que nuestro concepto de un dios, no podemos aprehenderla, sólo aceptarla, es un todo abstracto. Unos hacen lo imposible por alcanzarla, otros se han ido cansados hacia el otro lado, convirtiéndose en garabatos. El día en que lo polonicé todo entendí el mundo sin comprenderlo, aceptándolo como se me aparecía, lleno de consonantes impronunciables. Mi polonización incluiría un alejamiento del mundo y de las pasiones. Observaría las de los demás, a cierta distancia y me protegería de su embrujo. Ayer, cuando Rosa dejó su comentario en la entrada Mujer insulsa sobre las vías del tren, sentí el impulso de polonizarla a ella también. Dijo: "Olaf sintió compasión por la bolsa porque contenía el lado humano de la suicida. La mujer no le despertaba el más mínimo sentimiento de lástima porque la veía como una gran mentira. Pero el paquete, la intención depositada en ese paquete, era verdad, contuviese lo que contuviese. Podría haber sido, incluso, una bolsa de basura" Si fuera capaz de premiar comentarios, éste se llevaría la Palma de Oro, pero como yo sólo puedo polonizar como muestra de agradecimiento, polonizo a Rosa en el libro dorado de residentes de Zablebie Dabrowskie. Tengo que añadir que, si bien algunos de mis relatos están basados en alguna realidad o, incluso son crónicas exactas de algo sucedido, el texto de Mujer insulsa sobre las vías del tren no está basado en nada más que en mi soledad. Olaf no existe ni nadie me lo inspiró. Ninguna mujer que yo haya visto ni me hayan contado se tiró a unas vías de tren fuera de servicio. En el texto Mujer insulsa sobre las vías del tren, Olaf es mi pensamiento y la esencia del texto, la gran protagonista de esta historia es la bolsa de la suicida, donde la mujer cargaba con su única verdad. Esa fue la verdad que Olaf vio en su bolsa y la que despertó en él su ternura. Esa bolsa representa para mí el incomprensible cariño que siento hacia los demás. No hay ladrón, mentiroso, hipócrita, pederasta o asesino al que logre ver sin su bolsa de plástico. Pero las mentiras de las que están compuestas muchas personas acaban por vencer la inmensa bondad que emana de su bolsa. Pepczin me pide que le perdone, a pesar de que su tierna bolsa inicial se llenara de mentiras. Me pregunto si Olaf habría pisoteado finalmente los dedos desesperados de la suicida por regresar al mundo de los vivos si hubiera descubierto que su bolsa, la que le salvó la vida, estaba llena de mentiras. Tengo que reconocer que no he terminado el proceso de mi propia polonización puesto que todavía, a pesar de ser polaco, sigo siendo un humano susceptible de ser atravesado una y otra vez por la daga de los sentimientos que otros humanos no-polacos me inspiran. Algún día lograré alejarme del todo. Quizás cuando se cierren todas las heridas. A continuación, la primera polonizada, Oliwia Berlinski, modelo de virtudes que fue un día Miss Sobieskiego, pasará a registrar el nombre de Rosa como Róza en el registro de habitantes de Wojkovice.

15 Comentarios:

Blogger Ernesto dijo...

Las cosas a veces no son lo que parecen , uno se ve en la obligación a responder a ciertas actitudes de la vida, a un a coste de su felicicidad, esperando que algún día los polacos , se den cuenta que los llamados no-polacos, no son seres humanos deshumanizados sino que son más humanos de lo que se vé a simple vista. Tal vez las circunstancias no fueron las mejores, pero cada uno pone su granito de arena tanto polacos como no-polacos, por que nadie quiere lastimar ni ser lastimado.
La bolsa, el paquete que contenia eso era real , o no lo vieron o ya se olvidaron de el......
En el fondo seguimos siendo humanos y suceptibles como dicen, y eso aplica a polacos y no-polacos.
Olaf al final de todo sigue siendo humano al igual que el suicida, creo que seria bueno el perdonar tal acto , ya que su bolsa solo se ha roto y su contenido no ha salido completamente , el ha sufrido el suicidio por lo que el verdaderamente luchaba.
El perdon es una cualidad de los seres humanos y se que olaf , por que le conozco ha de perdonar.

PEPIN

1:37 p. m.  
Blogger Thiago dijo...

jaj Genial tu texto y genial mi Rosa, que lista es para su edad, jajaa. Esto va a ser difícil a partir de ahora, viendo la compentencia para dejar el mejor comentario y convertirse en ciudadano Wojkovice... De hecho yo antiguamente entregaba uno de mis sellos plaeados al "comentarista del día" pero, francamente, me canse´, jaaja.

Nunca había visto una bolsa de plástico como una metáfora de la vida real que todos paseamos por ahí, y mira que veo a la gente con bolsas del carrefour que siempre me pareció un poco cutre eso de ir a un recao y llevar la cartera en una bolsa de plástico... y resulta que ¡llevaban la vida ahi dentro y yo no me había dado cuenta! jajajaj

Bezos, cari, todo lo que haces está tocado por la genialidad, voy a ver si te meto en una bolsa de plástico. Bezos.

1:55 p. m.  
Blogger Merche Pallarés dijo...

Muy interesante lo de la bolsa. Es muy cierto que, a veces, una vida entera cabe en una bolsa de plástico (De todas formas al otro mundo uno no se lleva ni siquiera eso...). De ahora en adelante me fijaré más en ellas... Besotes, M.

2:50 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Thiago: con las bolsas de plástico hay que ir con mucho cuidado, sobre todo si son de grandes superficies y son de muy mala calidad. Siempre he dicho que dos bolsas de plástico está bien pero más de dos feminizan mucho y si apenas te caben en las manos, si las llevas colgando de todos los dedos hasta pueden tiranizarte. Las bolsas de plástico son muy suyas. Pero sólo una y no de plástico ya es La Bolsa ejej
Un besazo, Thiago
Merche, digo lo mismo, en una sí pero de plástico no :) Un beso para ti también y gracias

3:22 p. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

Muy filosófica tu entrada Romek, el nuevo año te encontró susceptible; si quieres polonozarlo todo empieza por nosotros, tus amigos blogistas.
Abrazos.

5:15 p. m.  
Blogger la MaLquEridA dijo...

Y al final de todo quieres polonizar pero terminas hablando español. Fantástica contradicción.

Un abrazo.

6:08 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Estas en la lista, antonio.
Malquerida, podria hacerlo en polaco y ajustarlo a tu realidad pero a mi me interesa mi realidad, sea contradictoria o no. Y mi realidad es este blog. A ti te hare rusa jeje

6:40 p. m.  
Blogger Thiago dijo...

jaj aquí vengo yo a protestar, cari, que a mi no me polonices y a Rosa si. jajajaaj. Y es que acabo de descubrir que tú ya se lo estabas prometiendo en su blog en tu comentario por su último poema. Y al final no ha sido por la "bolsa de plástico" jajajaaja

Ay, que asco, que envidioso esto por no poder polonizarme, jaajaja


Bezos.

8:42 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Pero no puedo polonizaros a todos de golpe y no sabia que querriais. De hecho pense que Rosa me mandaria a tomar viento fresco jejej. A ti te hare principe de Zablebie Dabrowskie y Oliwia Berlinski la princesa (que no es la que se manifestaba por aqui en ese polaco con tantos errores jeje)

9:29 p. m.  
Blogger Rosa dijo...

:O ohhhhh me siento divina con esta polonización!!!!

Y cuánto tarda entonces la polonización en hacer efecto, porque yo ya estoy ansiosa por empezar a "entender el mundo sin comprenderlo, aceptándolo como se me aparezca, lleno de consonantes impronunciables"

Estas cosas mennncantan, ves? es lo que hablábamos el otro día sobre los premios. Hay algunos que me la sudan, esto no queda muy fino lo sé pero me la suda también, sin embargo hay otros, como esta polonización tuya o los premios de nuestro Thiaguiño, que me emocionan, aunque esté envidioso perdido y venga a protestar y a malmeter cual diva operada y teñida jajaja. Sabes por qué? ayyyy...... pues porque nacen y no se hacen. Sí, es por eso. Disfruto con estos detalles a los que todavía les late el cordón umbilical y huelen a placenta.

Para mi es un honor pasar a llamarme Róza y estar inscrita en el registro de habitantes de Wojkovice, espero que esta inscripción no implique tener que pagar también la contribución jajajaja.

Pues mira, es que lo de la bolsa me trasladó a mi adolescencia. Recuerdo que en esa época me llevaba a matar con mi padre. Él simbolizaba el mayor monstruo castrante de siete cabezas que te puedas imaginar, claro, todo hay que decirlo, que yo fuí una adolescente.....hummmmmmm, jodida?, sí, tal vez esa sea la palabra. Bueno sigo. El caso es que lo detestaba, pero cuando se quedaba dormido en el sofá descalzo y yo me detenía a mirarle los pies, entonces todo ese odio se transformaba en comprensión, en ternura. Los pies de mi padre simbolizaban para mí lo que la bolsa para Olaf.

¿No encuentras que los pies, si te detienes a mirarlos, te revelan lo caminado?

Qué cosas, eh.

Un inciso: Eso no derivó en una adultez fetichista con los pies, que conste en Wojkovice, tengo otras peculiaridades, pero esa no jajajaja.

Besos Romek y mil y una gracias, corazón!!

Oye, por cierto ¿me puedo llevar la daga a mi blog?

9:32 p. m.  
Blogger Rosa dijo...

Venía a decirte que no he esperado tu permiso para llevarme la daga a mi blojjj, ahhhhh, ;)

12:48 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

jejeje claro que no, Roza, estoy creando vuestro pasado polonizado. No te dije nada antes porque necesitamos que nos diseñen la daga con la bandera bicolor (roja y blanca en la cinta con el nombre polonizado escrito encima)
Tu comentario me dejó en blanco antes y todavía ahora no sé qué decir más que trabajar lo más rápido posible en vuestra polonización. Mañana estará lista pero antes debo informar de las grandes ventajas que tiene ser polonizado.
Lo de los pies me ha parecido fantástico y tienes razón, nunca lo había pensado: los pies pueden revelarnos lo caminado. Me han venido muchas formas de pies y en muchas posiciones (sobre todo la de pies desnudos cruzados)
No, gracias a ti, voy a visitar tu blog para ver la daga ejjeje
Un beso

2:10 a. m.  
Blogger la MaLquEridA dijo...

¿Y cómo me voy a llamar?, ¿porqué rusa?.

El rey Romek me quiere polonizar el que me despolonice será un buen despolonizador jaja, me acordé de ese juego de palabras infantil.

Saludines.

4:28 a. m.  
Anonymous Tonet dijo...

Felicitaciones a ti y a Rosa, muy buena la entrada y vuestros comentarios ;)
Por eso mi luna es mentirosa...porque yo tampoco quiero que las cosas sean como son y recompongo la realidad (sólo en el blog, por supuesto; ahí fuera hay que coger el toro por los cuernos).
Tengo un amigo policía que cada vez que cenamos juntos me trae casos prácticos sobre los que decidimos "la vida o la muerte". Yo siempre soy la abogada defensora y solemos terminar en tablas... Pero yo no quiero ser como él...sin esperanza.
Por eso acepto la polonización si lo ves preciso, yo hago punto de cruz con el caos ¡JA!
Besote

4:56 a. m.  
Blogger Pimpf dijo...

Jajajaa, para que veas que simple soy, cada vez que leía "me gustaría polonizar", pensaba, "me gustaría polinizar", y te imaginaba copulando a diestro y siniestro. Hombre, Rosa tiene toda la razón del mundo, pq se ha pispado de la bolsa, que era la clave del no-suicidio, de ahí la vía por la que no pasan trenes... como te dije, de aquel sin sangre que se cortaba las venas.

bicos Ricos

1:33 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home