sábado, enero 29, 2011

Una medusa en alta mar

DEDICADO A THEODORE, COMO MUESTRA DE AGRADECIMIENTO

- Te noto triste, Ofelia
- Lo estoy, Theodor.
- Sentémonos. Parece que no hay nadie en casa...Voy a verificar: ¿No hay nadie en casa?
Se sientan y se miran. Ofelia parece recogida en su propio cuerpo, temerosa de algo.
- Ofelia, enamorémonos.
- Estoy a punto de poner los labios en punta, entonces vas tú y me besas sin compasión.
- Podemos hacer el amor directamente.
- No estamos aún enamorados.
- Entiendo...
- También soy virgen.
- ¿Y eso?
- Nunca me han penetrado.
- Ni a mí...¿Te urge enamorarte?
- ¿Y si lo que me urge eres tú?
- ¿Sabes con certeza que soy yo lo que te urge?
- No, sólo digo.
- Si te da mucho miedo puedo enamorarme yo primero y si sufro te lo digo.
- ¿Qué haremos después con la rutina? Si nos enamoramos de golpe, nos veremos diciéndonos las mismas cosas. ¿No será como hablarle a un espejo?
- Todo el mundo se enamora.
- También todo el mundo se suicida.
- Mira, nos besamos y si después entran mis compañeros de piso todo eso que nos habremos llevado.
- Tus compañeros de piso, está bien, llamémosle así, me recuerdan que no somos nadie. Ni siquiera podemos dudar en nuestro propio espacio...Si pienso mucho en eso puedo estallar en un llanto.
- Te aviso, voy a acercarme lentamente a tus labios.
- Espera. Si nos besamos quizás luego queramos más.
- ¿Me lo darías?
- ¿El qué?
- Ese más.
- ¿Podría dártelo yo?
- Es un decir. Me estás mirando con amor.
- ¿Cómo lo sabes?
- Inclinas la cabeza y parpadeas mucho.
- Trato de eliminar los irritantes que tengo en la superficie de la córnea y en la conjuntiva.
- No me refería a eso...Me miras de un modo especial.
- Es que soy bizca.
- Digo, así, como enamorada.
- Intento enamorarme y tú me pones trabas.
- No te esfuerces.
- ¿No quieres que me esfuerce?
- No puedes enamorarte antes de que lleguen ellos.
- Si llegan, peor para ellos.
- Es verdad. Voy a posar mi mano sobre tu muslo. Te advierto que está fría y mojada.
- Yo también...Oye, Theodor, ¿me has querido antes a escondidas y a solas?
- ¿Antes de conocerte como te conozco?
- Sí, y a escondidas. Es importante que sepa eso antes de llegar a sentir nada. Puede influenciarme mucho el tipo de amor que profese hacia ti.
- Creo que no.
- Pues yo tampoco. Quizás no estamos hechos el uno para el otro.
- Llevo tanto tiempo esperando este momento, Ofelia.
- ¿Crees que el momento que esperabas tiene que ver conmigo?
- Me voy a acercar con esta frase susurrante: ...Creo que el momento que esperaba está en ti.
- De tu boca salen vapores calientes. Parece que dentro te esté bullendo la saliva, magma amarillento y gases. ¿No es eso señal de represión?
- ¿Lo dices por el aliento o por la cara que he escogido para el acercamiento?
- Lo digo por mí y un poco por la tarde que termina.
- Déjame ver tus manos...¿las puedo tocar?
- Mientras no te las lleves a la boca...
- Sólo tocarlas, acariciarlas...como si se tratara del lomo de un perro.
- Y tú tienes unos labios que hacen sensuales hasta las palabras que de por sí no lo son.
- Parece que estás entrando en calor.
- Eso intento.
- Voy a besarte.
- Si me besas no podré decir nada más de tu cuerpo.
- ¿Por qué?
- Porque en seguida quieres usar tus encantos contra mí.
- Todo lo contrario pero puedo enmendar o editar las palabras indeseadas.
- No importa, me gusta como eres.
- Me encanta que me digas eso. Me estoy excitando poco a poco.
- Si quieres lo repito y eyaculas de una vez.
- No, prefiero que salga más tarde.
- Puede ser que no me salga. Soy tan de improvisar.
- Sigamos con tus manos. Decía que eran bonitas y las acaricio.
- No se me ocurre ningún sitio donde tocarte con ellas.
- Tengo muchos.
- ¡Pensar dónde tengo que colocar las manos! Theodor, el amor es absurdo.
- Pareces estar tan segura de todo.
- ¿Tú crees?
- Y tus labios...tus labios también me gustan.
- Quizás sólo sea un espejo frente a ti y te estés reflejando en mí.
- O tú en mí.
- En este caso, estaríamos hablando solos, como dos chiflados.
- Y puede que entonces sí nos suicidáramos.
- ¿Lo harías por mí?
- ¿Lo de mirarme en el espejo?
- ¡Qué espejo! ¡Ya he olvidado lo del espejo! Me refiero a suicidarte.
- ¿Eso sería amor?
- Según lo estipuláramos.
- Estipulémoslo para tener algo seguro.
- Me voy a acercar con una frase, Theodor...Te quiero.
- No pareces muy convencida.
- ¿Por qué apartaste la cara? Me dirigía hacia ti.
- Pero a la deriva, como una medusa en alta mar.
- ¿Acaso hemos estado convencidos alguna vez de algo? Por una vez que hago algo convencida me dices que lo hago como una medusa en...¿en dónde?
- En alta mar...Perdóname, vuelve a intentarlo. No hace falta que me avises del acercamiento, ya lo espero y no me asustará.
- Te quiero.
- Tus labios tiemblan.
- ¿No te gustan temblando?
- No los he probado.
- Pues bésalos.
- No puedo.
- ¿Por qué te apartas ahora? Estaba casi en trance. Me pones una cabritilla cerca y la deguello presa de una posesión.
- No he podido besarte. He visto una barrera.
- Me devuelvo a mi postura incial. Me va a dar una contractura con todos estos movimientos.
- Me sudan las manos, Ofelia. Deben de ser los nervios. Ya quiero que lleguen ellos y terminar con esta situación.
- ¿Quieres una pastilla?
- ¿Tienes?
- Tengo las que quieras.
- Pero no sabes lo que deseo.
- Por eso estamos solos.
- ¿Hablamos de eso?
- No creo que me apetezca. La filosofía me hace llorar y si lloro me desmaquillo.
- Podemos dejar el tema.
- Como quieras.
- Sí, quiero.
- ¿Ves? Sabes querer. Estás seguro.
- Porque estás a mi lado.
- ¿Te enamorarías de otra si estuviera a tu lado?
- ¿Quieres decir si te engañaría?
- Me has complicado la pregunta.
- Puedes darme una respuesta complicada y lo cerramos ahí.
- Posiblemente no me entendieras. Todo lo que puedo responder no lo respondo con el cerebro, sino con los núcleos vegetativos de mi sistema nervioso.
- ¿Tienes miedo?
- No, sólo dudo. Me estremezco como un interrogante en...
- ¿En alta mar?
- Siempre quieres ir diciendo las verdades del mundo. Tú en el sofá, yo en alta mar...
- Nunca te engañaría.
- ¿Ni siquiera si te lo pidiera?
- ¿Me pedirías eso?
- Depende de cómo me dé. ¿Te apetece besarme de una vez o sigues viendo las barreras?
- Está bien, empieza a acercarte.
- ¿No es mejor que me beses inesperadamente?
- ¿A ti cómo te gusta?
- Inesperadamente.
- Pues no pienses.
- ¿Y qué quieres que piense?
- Lo que quieras. Por ahora ibas bien.
- Debo relajarme antes.
- ¿Quieres un cojín? ¿Enchufo la radio?
- ¿Si escapáramos juntos nuestro diálogo se interrumpiría? Salgamos a pasear.
- ¿Con este frío?
- ¿Esperamos el verano para enamorarnos?
- Tengo una bufanda con motivos navideños, no creo que te guste. Tú odias los regalos.
- Dijiste un beso inesperado y todavía espero.
- Llegará cuando dejes de esperarlo. De ahí lo de inesperado.
- Eres fiel a lo que dices.
- Mejor ser fiel a lo que digo que no omitir lo que siento. No sé si me entiendes.
- No tengo por qué entenderlo todo.
- Claro.
- Me das siempre la razón.
- Intento quererte.
- El amor empieza en los labios. Los tuyos sí que son bonitos...A ver, di "bambalina"
- Bambalina
- ¿Lo ves? Se me puso rígida toda esta parte.
- Con tanta insistencia me haces pensar en mis labios que terminaré excitándome conmigo mismo.
- Soy algo obsesiva con las cosas, lo sé.
- Pues relájate.
- Acabaremos tomándonos el tubo entero de esas pastillas.
- Tenemos tiempo antes de que caduquen.
- Espero que no caduquen hoy.
- Ni mucho menos.
- Es una suerte que seas farmacéutico.
- Y tú tienes suerte de ser tan bonita.
- Recibí una educación ejemplar y eso me hizo bonita después.
- Una educación que no te dió mucho dinero.
- Pero la educación la tendré hasta que me muera. Prefiero pensar en Sócrates antes de exhalar mi último suspiro que en tu circuncisión.
- Todavía no la has visto. Cuando la veas es posible que mandes a pasear a Sócrates.
- ¡Qué bonito es estar juntos!
- No tengo otro sofá.
- No, digo tú y yo.
- Ofelia, quería decirte algo...Quiero comprar una casa en la montaña.
- ¿Qué papel juego yo en tu decisión?
- Si vienes conmigo será tuya.
- ¿Tengo que comprometerme a algo si decido ir contigo?
- Ya sabes, antes que la montaña, viene el beso.
- El otro día me mirabas con cara de poseerme.
- ¿Te gustó esa mirada?
- Me sentí algo esclava, pero bastante mujer.
- Voy a acercarme un poco más.
- Hazlo pero no voy a esperar algo especial.
- Que surja lo que tenga que surgir.
- Voy a tocarte los labios...Qué suaves. Nunca había tocado los labios de un hombre...Bueno, de un ser humano.
El, inesperadamente, la besa.
- Ya me has besado. Ahora no podremos frenarnos.
- Depende de ti.
- ¡Bésame más! Me has llenado de babas y es estupendo. Me siento como un perro babeando tras un hueso.
- El hueso te lo doy después.
- (besandose apasionadamente) ¿En qué montaña exactamente me veré con las cabras?
- No tendré cabras, sólo criadas. No quiero que limpies más.
- ¡Qué excitación, no puedo frenarme! ¿Nos quitamos algo?
- No tengo dinero aquí.
- Me refiero a la ropa.
Se desnudan.
- ¿Te gusta este pecho, Ofelia?
- Me quito el sujetador y te beso los pezones...Nunca pensé que podría también besarse eso. El beso es algo muy dúctil.
- Me está dando mucho placer.
- Entonces vamos bien. ¿No piensas tocarme las tetas?
- Si quieres...
- ¡Tócamelas y después me las besas!...¡Qué agradable!...Espera, ¿no oyes un ruido?
- Qué se fastidie el ruido. Sigue brincando en mi regazo. Con el frío que hace fuera y nosotros sollozando en el sofá.
- ¡Qué cosas piensas!
- Estoy a punto de eyacular. No puedo más...No pares...¡No pares!...¿Por qué paras?
- Theodor...¡Theodor!
- ¿Qué? No es momento...
- Tu mujer está detrás. Ahora somos la típica anécdota de "le encontré tirándose a la criada" ¡Qué horror, nos han estereotipado! Con lo bien que estábamos.
-¡Oh, Amanda, todo tiene una explicación!

33 Comentarios:

Blogger ✙Eurice✙ dijo...

Eres un genio polaco,ja,ja,ja,
Ofelia, Theodor y la convidada de piedra Amanda. :)
Todo el dialogo tan surrealista para terminar en la tipica anécdota.
No esperaba menos de ti, el final es tan sorprendente como la historia en si.
(Algo huele a podrido en Dinamarca :) )
Kocham Cię Polsko

12:10 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Dienkuje, Eurice :) Cuando cuelgo algo tan largo un sábado oigo la voz de Thiago que me dice: Romek, es sábado! ejjeje. Yo tampoco esperaba menos de ti que lo leyeras la primera :) Kocham Sie. Un besazo

12:21 p. m.  
Blogger Gitana ♥ dijo...

AY Dios Míoooooooo! nunca un ... "Ven salvaje" !
Dios jamás seré esa Ofelia , jamás , y nunca estaré con un Theodor , no aguantaría no no noooooooooooooooo!
:P

2:48 p. m.  
Blogger Joe dijo...

Jaja... me rei mucho con esa conversacion tan irreal... parecen dos personas totalmente fuera de si, cada una en su mundo pero hablandom del mismo tema.
Que bueno regresar de vacaciones entrar en la blogosfera y encontrarme con algo asi.
Beso enorme Romek!

2:53 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

jejeje Gitana. No estudiarias ni siquiera un pequeño movimiento?
Gracias, Joe :) me alegro de que te haya gustado. Te echaba de menos. Un beso para ti también.

3:20 p. m.  
Blogger Z dijo...

Romek, genial como siempre. Ahora que chico, qué rapidez para precipitarse por el caos y tanta lentitud para iniciar el movimiento al principio, jajaja. Se nota tu dote para el teatro, es un texto digno de cualquier diálogo memorable. Escribe un libro (otro), jajaja.

5:01 p. m.  
Blogger MORGANA dijo...

Por Dios pensé que nunca llegaría el momento y cuando llega aparece la esposa,ja,ja,ja.
Me encantó.
Besos.

5:01 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Es que cuando se traspasa la barrera, Z, ya todo son prisas jeje. Muchas gracias por tu comentario :)
Morgana, parece que las esposas (o los maridos o las parejas de hecho) llegan cuando menos conviene ejej. Muchas gracias. Besos

5:34 p. m.  
Blogger theodore dijo...

Oh. Oh. ¡¡Oh!!

Pero...si el que tiene que estar agradecido soy yo, éter, y en caso de que no tuviera que estarlo, lo estoy ahora con esta escena tan genial y tan de la vida misma. Porque nadie nunca se había preocupado de contar qué hay detrás de un estereotipo de "esto no es lo que parece", y tantas conversaciones de enjundia absurdística se han desechado...hasta hoy. Gracias por permitirnos conocer una de ellas, y de paso echarnos unas buenas risas (y arqueo de cejas, siempre arqueo, tus textos suelen ser elevadores naturales, algo así como un Viagra para cejas).

Oh, éter. Oh.

Besos de rendida admiración (y arqueo, siempre arqueo)

5:42 p. m.  
Blogger Merche Pallarés dijo...

¡Qué complicados para llegar al grano! Pero, genial, Romek. Ya leo que THEODORE está encantado. Aunque, si hubieran sido dos hombres, ¿hubieran perdido tanto tiempo en el preámbulo? Lo dudo. Besotes, M.

6:02 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

jejej Gracias, Theo. ¿No viste que te lo dediqué? Si no puedo dar premios, por lo menos dedico a los mejores comentaristas :) Un beso
Qué va, Merche, por eso con dos hombres no da mucho juego. De todos modos, prescindir de la mujer en la literatura es un error. La mujer es un universo ilimitado. Un beso :)

6:34 p. m.  
Blogger Cecy dijo...

Despumes de toda esa velada tan natural, llega la que pincha el globo?
Uf...

Un beso.

6:54 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Es lo que tienen los globos, Cecy :) Besos

7:14 p. m.  
Blogger ✙Eurice✙ dijo...

¿Dienkuje? es lo seras tú :) ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja.
Pocałuj mnie w dupę Polska
:)
Me meo :) ja,ja,ja,ja. La palabra para verificar es chinate :)
Ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja

8:35 p. m.  
Blogger Adrianos dijo...

¿Sabes? aunque no fuera la criada, habría sido la secretaria, la mejor amiga, la niñera, la ex, la frutera... hagamos lo que hagamos el esterotipo no lo eviamos que parece que necesitamos etiquetas de culpas para llorar las penas o alardear las conquistas...

aunque me encanta comprobar como a un estereotipo tan trivial lo pueda preceder una converasción tam ingeniosa

me pillas en buen sábado de tranquilidad casera por lo que he disfrutado con este mega texto como el que más :-)
Genial como de costumbre y además con varias frases para enmarcar...

besos

8:57 p. m.  
Blogger Rosa dijo...

Me ha gustado mucho ese diálogo lleno de contradicciones y decisiones; que sí, que no, que ahora, que espera, que quiero, que no sé...... y todo para que al final, zas, vayas los conviertas en personajes estereotipados jajajaja. Muy bueno.

Besossss

9:10 p. m.  
Blogger La Lola dijo...

Vaya manera de complicar lo sencillo, jajjajajja. Me gusta que sea bizca, eso estuvo genial. ¡ah! y la rutina no tiene porque ser mala...
Un beso de esos de sábado

9:19 p. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

Ja ja ja, que bien Romek, je je je, eso les pasó por hablar demasiado, si desde el principio hubieran empezado el asunto, Amanda no los sorprende, je je je.

Abrazos.

11:05 p. m.  
Blogger Winnie0 dijo...

Historia de un beso (o casi) interrumpido!!!
Me ha encantado...el final...inesperado...pero como bien dices...siempre alguien irrumpe en el mejor momento! Besos

11:10 p. m.  
Blogger Pepe dijo...

Me he llegado hasta aquí, siguiendo las líneas que Rosa dejo en los mapas de su blog y me sorprendí grátamente.
Es genial el texto!!! Realmente, nunca me esperaba lo que venía y a la vez tenía la sensación de que si en un dialogo así se dijera concientemente todo lo que se piensa, este podría ser el resultado perfectamente... Me gustó muchisimo, ha sido un gusto llegar hasta acá! Te dejo un abrazo grande, me pego otra vuelta otra día!

1:04 a. m.  
Blogger Kardhiel dijo...

Romek, te juro que por instantes pensé que estaba leyendo el guión del capítulo extra de Seinfield, después que finalizó la serie, pero en vez de Karmer era Theodore.

Solo puedo decir Ofelia, no puede ser otra que Ofelia, y Amanda definitivamente llegó con fondo musical y todo. Cual Soap Opera mexicana antes de los créditos.

Ambos eran insípidos en lo patético y por ello se hicieron encantadores, lástima que Amanda no llegó junto con su madre lesbiana, ¿te imaginas?

1:21 a. m.  
Blogger almalaire dijo...

Tan originales que eran y van a morir al "cielos, mi mujer"...Eres cruel,jajaja.

Me encantó. La frase esa de "si quieres me enamoro yo primero y si sufro te lo digo" la he sentido un par de veces ;)

Besos

1:45 a. m.  
Blogger Igor dijo...

¡Qué locura! Realmente tienes una manera de escribir alejada de todos. Un diálogo que no sabes a dónde te lleva, ni qué pasara ni quién son, hasta el final. El humor y la ironía nos puede salvar.

Saludos.

9:08 a. m.  
Blogger TORO SALVAJE dijo...

Joder con Amanda...
Que inoportuna.
Nos ha dejado a medias a todos.

Saludos.

9:26 a. m.  
Blogger SRO dijo...

genial! y no sólo como método para retrasar la eyaculación prolongando un placer tan etéreo en una hipotética relación con la asistenta de hogar. Esa relación luchando y disfrutando a la vez de su estigma, fluyendo, a la deriva...no se, yo he sentido un urticante placer, Romeck
tú sí que tienes clase

10:57 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Hay que tener cuidado con el traductor de google, Euri jejej
Por eso, Adriano, si tarde o temprano les hubieran fastidiado el pastel qué más da que tardaran más o menos en ponerse. Muchas gracias, un besazo :)
jeejje Rosa, será que tarde o temprano todos regresamos al estereotipo del que toda la vida hemos huído? besos :)
A mi me produjo más ternura siendo bizca, Lola. Los problemas para enfocar bien junto con su necesidad afectiva la hacen un poco entrañable :) un beso
Antony, pero se necesita un preámbulo, no? :) Un abrazo
Gracias, Winnie. Los momentos buenos, si no fueran interrumpibles quizás dejaran de ser buenos :) Un beso

12:02 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Bienvenido, Pepe, gracias por tu comentario. No tardes mucho en regresar para que no se te acumule ejejje.
Hola, Kardhiel, un placer verte por aquí :). He oido hablar de Seinfield, claro, pero te prometo que nunca lo he visto. A mí las series de televisión y la televisión en general no la miro nunca. Pero tengo entendido que Seinfield tiene un humor muy selecto. Gracias por tu comentario :)
Gracias, almalaire :) Esa frase está inspirada en el comportamiento de las ratas cuando prueban una nueva comida. Se acercan en manada sin agitarse mucho y sólo una de ellas la prueba. Si muere, en cuestión de minutos todas las ratas de la ciudad saben que no deben de comer el nuevo alimento. El ser humano no está tan bien conectado. Si el primer hombre o mujer que sufrió nos hubiera comunicado el veneno que puede contener ese sentimiento quizás nos habríamos evitado tanto dolor de cabeza :) Un beso
Gracias, Igor, y eso que cada día, me prometo a mí mismo no volver a usar la ironía y tratar los temas con más seriedad. Pero me sale, es una tentación jejej. Un abrazo
Toro, si tú hubieras sido Theodor, no dudo en que te lo habrías montado de tal forma que en cuestión de segundos estarías haciendolo con las dos jejej
jejej, me gustó eso de urticante placer. Gracias, SRO :) un abrazo

12:11 p. m.  
Blogger Abismo dijo...

Con los nerviossss que han pasadooooo... y aparece ella cachissss para la próxima! jajajaja
Besos abisales

6:44 p. m.  
Blogger Thiago dijo...

Si es lo que dices y es un regalo para Theo por algún "mejor" comentario en un post anterior, me temo cari, que tendrás que estar muchas veces haciéndole estas dedicatorias, pq Theo es un comentatriz muy atinado que siempre pilla el fondo del asunto, y regala su ingenio y gracia a borbotones, las mismas cualidades que desborda en su blog...

Muy divertido, auqneu dan ganas -como apunta Merche- de decir, venga tíos, follad ya...¡qué es sábado! jaja (y por eso mismo yo estoy, como bien dices, leyendo tu post en domingo, jaaj

Cari, ya veo los resulados de tus nuevos intentos de relacionarte y ammpliar tus horizones, pues veo nuevos nombres entre tus comentaristas que no son thiaguistas plateados, jaaja


Bezos.

7:45 p. m.  
Anonymous Tonet dijo...

"El amor es absurdo" no sé si para ti fue una frase más, para mí una revelación jeje
Y esa medusa en alta mar es de lo más evocador, se me pone un nudo en la garganta...
Creo que hay ratitos en que dejas ver tu enorme corazón y tu no eres de los que encaja en estereotipos.
Es una "delicia" leerte :)
Besotes solete

3:34 a. m.  
Blogger Pimpf dijo...

Ay!!, pues después de 22 horas de haberme puesto a leer el post de la medusa, por fin lo he terminado. Más o menos, y aquí me encuentro ordenando carpetas de 2010. Joder, al final solo saco un par de conclusiones, o tres, que no es poco, una la del beso, o el hueso... je je, perra, la segunda, pues que una medusa, fuera del alta mar... una medusa en tierra va y se derrite. Y la tercera que me encanta eso de estar enamorado y pestañear, es tan de los primeros años de cine... y esas películas en blanco y negro del cine mudo...

Bicos Ricos

9:57 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

y al final la realidad golpea de nuevo y lo reduce todo a algo superficial y vulgar.
¡que momento! menos mal que ya había eyaculado, por que si no se le cortaría.
biquiños decididos,
ven, acércate.

Aldabra.

11:58 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Thiago. Es un buen comentatriz, sí jejej. Lo que no sé es si vio la dedicatoria :(
Abismo, no sé si para la próxima. No creo en los finales felices jeje Un abrazo
Hola, Tonet. Ninguna frase es una frase más :) Todas tienen un papel dentro del contexto, incluso las que parecen andar sueltas. Un besazo

12:02 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home