miércoles, marzo 23, 2011

El sótano


Todo fue bien hasta que los nazis nos invadieron. Yo estaba en casa de unos amigos cuando entraron los soldados y altos cargos a mirarnos por encima del hombro. Entraron de malas maneras, claro, y se adueñaron de todo. Al principio nos dejaban estar por los cuartos y yo tuve una conversación profunda con uno de mis amigos que salía de la ducha situada en el baño dentro de una habitación. En algún momento le dije algo y me contestó que no era el momento para eso.

Los nazis se cansaron de tenernos dentro de la casa porque, entre otras razones, nuestros cuerpos producían estática en las estaciones de radio, así que violentamente y en alemán, nos obligaron a meternos en el sótano al que se accedía desde el jardín. Era un día soleado, el césped verde y Klimo casi cae de bruces al tropezar con un guijarro.

Yo tenía un sobre con dinero dentro de una de las habitaciones de la que ahora salía un general. Mis cigarrillos estaban también dentro. Mientras atravesábamos el jardín a empujones tuve la premonición que tal vez pasaríamos mucho tiempo dentro del sótano por lo que iba a necesitar cigarrillos y dinero. En cuanto hube burlado al que vigilaban el sótano, salí, recorrí el jardín, volví a meterme en la casa, entré en la habitación y el general estaba de espaldas, frente a una de las ventanas, pensando en Polonia. Le pedí permiso en alemán para entrar y se molestó muchísimo. Mi intención era que, al oírme hablar alemán no sólo no me exterminara sino que me diera también acceso a mi sobre. No sirvió de nada. Me dijo que con mi interrupción había perdido la concentración y ya no se acordaba de qué país estaba invadiendo. Le dije que era Polonia y se puso a gritar como un energúmeno. Le pedí perdón para que dejara de gritar cosas incomprensibles y me dejó hacer mis cosas, con la condición de que fuera rápido.

Me acerqué al sobre y cogí veinte dólares de su interior. Curiosamente cogí veinte y no todo el sobre. Pensaría quizás que todo aquello no iba a durar mucho porque: ¿Habían invadido todo el país o sólo la casa de Klimo? Al salir de la habitación pensé en darme la vuelta y aclararle que yo no era judío, sólo polaco. Al final no le dije nada. Una vez con algo de dinero y cigarrillos ya podía irme al sótano.

En algún momento de esta escena me desperté. Había dormido casi dos horas pero quise volver a dormirme porque en ese sótano tampoco se estaba tan mal.

41 Comentarios:

Blogger Javir dijo...

Nunca me lo había planteado, lo del dinero para tener un pasar en el sótano. Ahora que lo pienso tienes razón: el dinero es imprescindible para pagar las multas por fumar.

Un abrazo

12:11 p. m.  
Blogger Pimpf dijo...

No, ya te digo, es que cuando caes en un pozo de agua calentita, luego no hay quien te mueva, y sobre esto hay una teoría muy extendida aquí en mi trabajo. Yo creo que con tabaco, para qué moverse, yo habría intentado volver a dormirme cuanto antes, y encima, podías fumar dentro!!

Bicos Ricos

12:17 p. m.  
Blogger Ananda Nilayán dijo...

Un vivo y nítido reflejo de esta época de invasiones solapadas, nula información real y verdadera y pese a todo, el desconocimiento de lo que se avecina con total inocencia (o acaso es premonición???) y la esperanza a la que agarrarse.
Romek, hay tantos sótanos y nazis disfrazados... por no hablar de los que llevamos dentro.

Besitos, pasea...

12:24 p. m.  
Blogger Thiago dijo...

Lo qué no sé es para qué querías el dinero en el sótano, jaja. Lo que veo yo muy desinformado es a un general que no sabe ni qué país está invadiendo ni tampoco para qué, mas o menos como los americanos ahora en Libia, jajaj

Y tu seguidor nuevo es THE INQUEERER, un gran tipo, trátalo bien, jaja Bezo

12:38 p. m.  
Blogger Winnie0 dijo...

Nadie entenderá mejor que un fumador...esa adcción..hasta ahí, en un sótano hace falta el cigarro....El dinero....para sobornar...
Qué cosas! Excelente relato
Besos

12:39 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Romeck D. Sueña conmigo por favor! ...que suerte has tenido de no ser exterminado por el general germano tras la interrupción, seguramente era un hombre movido por intereses de supervivencia.. más no por convicción. Abrazos para ti!
-Themencum-

12:53 p. m.  
Blogger Pedro dijo...

¡Eh!, algo ocurre en esta página.
Acabo de entrar y siento que me estoy polonizando.
Es una sensación extraña pero grata.
Además curiosa, entiendo de qué estás hablando.
Bueno, escribiendo.
Y me acaban de salir unos poblados bigotes negros.
En cuanto salga del sótano seguiré con esta metamorfosis

1:03 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

En el sótano estabas protegido y con Klimo (¿hombre o mujer, creo que no lo dices, al menos así lo entendí yo) por eso no te parece tan malo. Así no tienes que enfrentarte a la vida. Porque la vida, en Polonia, invadida, tenía que ser jodida.

biquiños libres... porque como cantaba Amancio Prada en aquella canción:

"Libre te quiero
como arroyo que brinca
de peña en peña,
pero no mía.

Grande te quiero
como monte preñado
de primavera,
pero no mía...

¡que maravilla!

Aldabra

1:15 p. m.  
Blogger Z dijo...

pues no sé qué decirte, a mí los sotanos no me gustan nada. Hombre, si aún te dejasen estar en el jardín... Oye, y en la Polonia de tus sueños tampoco se podía fumar? Eso supongo que te haría estar más a gusto aún en el jardín, pero claro, es porque tú fumas, jajaja

1:17 p. m.  
Blogger Observatorio Gay Granatense dijo...

Aunque bastaba el tabaco, que siempre se sabe que en la cárcel, en los campos de concentración, en situaciones extremas, en Gran Hermano.... el tabaco se convierte siempre en moneda de cambio más cara que cualquier otro bien preciado....

1:18 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Javir: No sé por qué necesitaba dinero. Siempre es bueno tener algún billetito para alguna emergencia.
Pimpf: Ya te digo, un sótano lo arreglas bien mono y no te sacan de ahí ni con agua caliente.
Ananda: En realidad a todos esos sótanos me refería.
Thiago: Perdidos no están para nada en Libia, saben bien dónde están y lo que quieren.
Trataré bien a The Inquerer, claro.
Themencum: Pero no te tengo registrado, Themencum. Por ahora sólo he conseguido soñar con Diego Tejada Gamboa :)

1:26 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Pedro: Eso es un síntoma de que la polonización se te está acercando. En cuanto menos te lo esperes, pum, ya no saldrás de Wojkowice jejeje. Un beso.
Aldabra: En realidad qué más da si es hombre o mujer. A no ser que sea estrictamente necesario prefiero no definir el género de mis personajes. Eso puede ayudar mucho a que no entren los prejuicios a estropear la literatura :)
Z: ¿Y conmigo dentro tampoco te gustaría un buen sótano? jejeje Di la verdad, pillín
Andrés: Es que traficar con tabaco no me gusta, luego me quedo sin y el dinero no se puede fumar.
besos a todos

1:29 p. m.  
Blogger Pedro dijo...

Romek Dubczek, creo que todavía no estoy tan polonizado como para que me beses (me has dejado el bigote perdido).
Cuando siga leyendo te aviso si eso.

2:40 p. m.  
Anonymous Zanobbi dijo...

También padezco de estática corporal: me es imposible besar a alguien sin que surjan chispas, salvo que lo haga así como lo hago ahora, en la distancia. ¿Puedes sentirlo?

3:26 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Vaya, Pedro, ¿y ahora cómo retiro el beso? Ya decía yo: ¿de dónde vienen estos pelos negros? Si yo lo único que beso es mi almohada jejej
un abrazo :)
Tampoco soy besucón, Zanobbi. Ante muestras físicas de afecto mi cuerpo se congela. Podría ser un síndrome de algo, no sé. Los besos los doy en la distancia, de una manera psicológica, no los planto en la mano y soplo, eso no. Pero puedo sentirlo, Zanobbi, sí, gracias :)

3:52 p. m.  
Blogger Uno dijo...

Me ha gustado mucho tu sueño, tan absurdo y tan real. Y me he sentido muy identificado cuando intentas volver a él. Ultimamente quisiera pillar un sueño en el que me sienta agusto y del que no despierte por lo menos en un par de días.

Un abrazo

3:56 p. m.  
Blogger Christian Ingebrethsen dijo...

Que sueño más real, aunque deberías intentar dejar de fumar, aunque sea en sueños.

Besos.

4:02 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Uno. Yo me quedaría en cualquiera de ellos. Mira que lo pido pero siempre acabo despertándome. Lo curioso es que de tanto soñar al final resulta que el que despierta es el otro cuando cierro los ojos.
Un abrazo
Christian, por qué dejar de fumar? Quizás sea bueno para neutralizar el aluminio y el bario que nos tiran desde el cielo esos aviones anónimos.
Besos

4:13 p. m.  
Blogger Galán de Barrio dijo...

muy bueno, interesante y bien narrado

abrazo

5:37 p. m.  
Blogger Bee Borjas dijo...

Ayyy My King... Què eres jodidamente agudo, maravillosamente cínico y lo haces todo con tanta naturalidad... Como decimos en Argentina, cuando nos supera la admiración: TE QUIEROOOOOOOO!!!!
1.000.000 de besos guapo! Bee.- (Súbdita orgullosa de Wojkowice)

6:16 p. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

Wspero que no se te ocurra regresar por el resto del sobre, Romek, esos alemanes son muy hoscos y sueltan unos gasesssss.

Abrazos.

6:30 p. m.  
Blogger Diego Tejada Gamboa dijo...

Estas historias me dejan pensando y temblando, no me gusta el encierro, me desespera la narración, aunque bien lograda, no deja de despertarme esos sentimientos, Besos mi romek

6:41 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Galán :)
jeje besos para ti también :) muchas gracias
No, Antony, perdí mis ahorros. No me sorprendería que Alemania se hubiera reconstruído gracias a mi sueño. abrazos
No recuerdo haberme sentido encerrado, Diego, yo tengo claustrofobia también, no lo hubiera soportado pero tenía el jardín y los alemanes no eran tampoco tan implacables como para no burlar su vigilancia cuando sintiera ganas de salir. Y como los sueños dan mucho de sí podría haber logrado incluso que se fueran de casa de Klimo. Besos :)

6:51 p. m.  
Blogger Manuel dijo...

Para más de uno no fue un sueño.

Triste momento la invasión a Polonia. Sin embargo, como veo el lado positivo de todo, sino hubiesen invadido Polonia, no hubiese conocido gente que influencio de forma positiva en mi vida.

Saludos Romek. Vengo por aquí. Casi siempre en silencio.

7:20 p. m.  
Blogger Merche Pallarés dijo...

¡Qué lío, querido! No se enteran ni a qué país están invadiendo... Ésto me ha recordado a una peli americana de los 60/70 que se titulaba "Si es martes, ésto es Bélgica". Besotes y sigue con tus sueños, M.
P.D. Perdona mi ausencia pero es que no doy para más... Pronto me tendrán que recoger con cucharilla...

8:22 p. m.  
Blogger Melvin dijo...

La verdad del sótano es que la luz artificial desconcierta y como siempre el ser humano acaba esclavizándose de la circunstancia. Adaptándose incluso a la peor de las pesadillas. Confortable lugar rodeado de "malotes" donde lo único que apetece es fumarse un pitillo en buena compañía. El sexo con vigilancia nazi se me antoja también muy interesante. BESIKUS.

8:31 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Manuel y gracias por manifestarte. Siempre me pregunto quién me leerá en silencio :) Un abrazo
No te preocupes, Merche, pero no te agotes que luego no te concentras para leer. Un beso :)

8:32 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

ah, Melvin, el sueño no me proporcionó sexo, sólo esa circunstancia invasora. De todos modos, los sueños sin sexo son mejores, más relajados y auténticos. Si algún día dejamos de desear viviremos más intensamente, creo. Un abrazo

8:33 p. m.  
Blogger La Lola dijo...

Lo de los malos modos me recuerda a un funcionario de juzgados que me toco ayer....jejejejejej.
¿Estás seguro que en el sótano no se estaba tan mal?
Un besazo

9:23 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Sí, Lola, se estaba bien. Claro, no para siempre.
besos :)

9:55 p. m.  
Blogger La Abela dijo...

Algunos sotanos son muy confortables,sobre todo si los compartes con alguien y ese alguien te cae bien. Besos

10:36 p. m.  
Blogger Jackespeare dijo...

Primero que todo
Gracias
hace tiempo que no revisaba mis letras, y me encontré la sorpresa de que fueron leídas.
Te pasaste

Segundo... el soñar es tan curioso, quizás alguien nos sueña, y despertamos cuando otro se dispone a dormir.
Quizás somos un sueño que quiere ser de nuevo soñado, o quizás yo soy el soñador. Solo sabemos que la vida es en sueño.


Por último, seguiré pasando, para ver en que sueño me transportaré.

Un Abrazo

1:12 a. m.  
Blogger Arún Balani dijo...

La foto es de puta madre, el relato la hostia y el momento del general que se desconcentra y olvida el país que está invadiendo, el humor que tanto me gusta y rara vez leo por ahí.
Un abrazo.

1:56 a. m.  
Blogger Wendy dijo...

Te he seguido desde el blog de La Abela, me gusta mucho su trabajo y me han llamado la atención tus comentarios.
He dado una vueltecita por tu blog y por tu sueño, en fin, el sótano no resultó tan mal lugar.
Encantada de conocerte.
Un beso.

11:12 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Abela: Creo que la época del nazismo es mejor que la de ahora. Por lo menos antes eran honestos y se dejaban ver, ahora van disfrazados. Quizás el relato o el sueño refleja la nostalgia de una época en la que la maldad era visible, se publicaba y la veías venir.
Jackespeare: De nada, gracias a ti.
Arún: Hace tiempo que no subes nada a tu blog :( Gracias por tu comentario. Un abrazo

11:12 a. m.  
Blogger ✙Eurice✙ dijo...

El general olvidando el pais que invade, me suena tan real y evidente.
Los sotanos siempre tiene ese halo de misterio, nunca sabes ue te vas a encontar.
Besos polaco, a ver si poco a poco me reincorporo al mundo virtual.
Brillante relato

11:56 a. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Gracias, Euri

1:24 p. m.  
Blogger claudia dijo...

¿Esto va de algo de sometimiento voluntario?

2:57 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Si alguien no se somete a nada soy yo, y menos voluntario

3:33 p. m.  
Blogger Romek Dubczek dijo...

Oh, gracias, Wendy, bienvenida. No había salido tu mensaje hasta ahora :) Un abrazo

4:30 p. m.  
Blogger Pepe dijo...

Yo voto porque filmemos esta escena y dejemos que luego los personajes actuen libres al azar de por vida. Un de esas más tarde el soldado baja al sotano con algo para beber y animos de charlar y entonces el mundo termina siendo un poco menos mierda.
Abrazos!!!

2:08 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home