miércoles, noviembre 02, 2011

Inglaterra, una bruja y el zorro


Inglaterra cruje. Hace tiempo que queria decirlo. Ya lo quise decir la semana pasada mientra fumaba un cigarrillo en la entrada de la casa donde me estoy quedando hasta quién sabe cuando. Eran las siete de la mañana. Entonces pasó algo inesperado: una mujer hindú que caminaba con un niño (de la misma raza porque género y número tienen que concordar en gramática y en la vida) me vio en pijama y los colores de su sari se ofuscaron. Después de que la mujer dolida apresurara su paso Volví a mi frase "Inglaterra cruje"

Todos los dias para ir al centro voy por un camino que atraviesa un bosque. El camino cruje y el bosque también. En cuanto a lo demás, mi sueldo cruje. Claro, ese maldito ha crujido siempre más que los huesos de Cleopatra. Incluso algunas personas con las que me cruzo si sonrien les chirrian los labios al imitar una sonrisa. Por la noche, a veces, unos muchachos encapuchados huyen despavoridos despues de haber desvalijado un escaparate, otros quisieron robarme la bicicleta y el Leicester Mercury habla de asaltos y puñaladas. Chloé se asusta aunque entiende las noticias a medias porque es polaca. La bata que lleva en el momento del susto es una bata azul eléctrico con motivos marinos (pinguinos) y no se lo trajo de Varsovia porque ella quiere ser muy inglesa. Pero le da pereza aprender inglés, así que, de momento, se comunica con unas cuantas palabras, un par de verbos en presente y muchas señas. Después de seis años son tantas las señas que ha hecho que las manos se le han hecho nudosas y largas, como las de las brujas de los cuentos. Chloé es una bruja, se vestirá de bruja para Halloween y crujirá con Inglaterra.

Chloé no es mala, sólo está perdida.

Yo tampoco soy malo.

En realidad, casi nada lo es. Dos días después, por ejemplo, era de noche y fumaba otro cigarrillo en la entrada (y van dos cigarrillos). Debían de ser las doce cuando, de repente, pasó un animal anaranjado con el morro largo. Era grande. Los dos nos sorprendimos y los dos nos asustamos un poco. No nos esperábamos. Yo nunca había visto un zorro y, si bien él si había visto un ser humano, todavía no me había visto a mí. Se fue huyendo hacia el bosque con el temor de que yo pensara hacerme un abrigo con él y yo me metí en casa para que no me mordiera.

Y al final, ni yo quería hacerme un abrigo con él ni él pretendía morderme. Una vez los dos solos en nuestro hábitat -yo en mi habitación y él en su bosque- pensamos en lo absurdo de nuestras sospechas y por primera vez sonreimos y crujimos juntos hasta que se hizo un fundido en negro.


PD: Con el ipad no sé cómo poner la foto. La tendré que poner mañana desde otro sitio. Tampoco me justifica el texto. También eso desde otro sitio. Desde un ordenador de esos de ahora que tienen programas compatibles. Mi blog es viejo y ya pronto escribirá lo que él quiera. Hará sus propios posts. De momento eso lo controlo yo y resistiré hasta el final, como nos resistimos en la Estafeta de Correos ante la inminente invasión de Cracovia.

PD2: Pues al final pude poner la foto aunque no resistimos e invadieron, no sólo Varsovia, sino toda Polonia. Por lo menos nos queda el blog y desde aquí nos polonizamos.

14 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Hello my king! Son las 0.56 de la noche y encontrar este post tuyo me hace ir a la cama, con una sonrisa pintada en la boca!
Tu zorro naranja me hizo acordar de una ardilla estupenda que comía maníes conmigo en Hyde Park... Y la hindú con esos trajes super pesados caminando orgullosa, bajo el rayo de sol (Visité Inglaterra en verano)y yo mirándola omnubilada mientras me devoraba un icecream de chocolate...
Inglaterra cruje y el resto también...
Oh qué será, qué será...
Besos somnolientos pero con todo cariño, my dear king!
P/D; Blogger ha enloquecido y anda para la merde.
Mi blog es:
http://beeborjas.blogspot.com
Tu amiga Beebie! :D

5:08 a. m.  
Blogger Winnie0 dijo...

empezar el día con tus historias...es una buena manera de empezarlo....Un abrazo

6:13 a. m.  
Blogger ✙Eurice✙ dijo...

Era un zorro? estas seguro? ah claro tenia que serlo, no podia ser una zorra:) que callejeaba cerca de la ciudad por el hambre, ahora caigo, seguro que yo también habria identificado al animal como a un zorro. Querido has sido muy afortunado al cruzarte con una raposa dá igual el genero, es la maxima expresión de la astucia, ha sido una señal no te quepa duda, usa la astucia y saldrás vencedor de esta y por si acaso decaes, aqui esta Oliwia Berlinski(quizá ella sea esa bruja polaca) que acudira presta en su carruaje a rescatarte no tengas la minima duda.
Besos mi éter.

6:43 a. m.  
Blogger Christian Ingebrethsen dijo...

Últimamente crujimos todos, pero esperemos que todo se estabilize y los crujidos sean sustituidos por música de Albinoni.

Besos.

3:02 p. m.  
Blogger Ananda Nilayán dijo...

Romek, siempre sospeché a que Cleopatra le crujían los huesos!!!
Una vez, hace tiempo, de madrugada, salía de trabajar con una amiga y vimos un zorro en plena calle Blasco de Garay de MadriZzzz. Estaba entre los cubos de la basura y nos miraba agresivo con la boca abierta enseñando los dientes. Resultó ser un pobre zorro disecado al que ya no querían como adorno, supongo, en el salón de casa.
Brujas he conocido unas cuantas, pero jamás me dan una vuelta en la escoba, ya las vale.

Como siempre, genial texto. Me has sacado el buen humor que hoy brillaba por su ausencia.

Besos y crujidos

4:14 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Zorro bandido!
:P
Bss de Gitana ♥

4:17 p. m.  
Blogger Argax dijo...

Una vez casi crujo a un zorro en una nocturna carretera secundaria. Y el caso es que yo recuerdo los ojos del bicho con poco o nada de susto ante el utilitario que se abalanzaba sobre él para darle un crujiente beso mortal. Crujieron los frenos, chirriaron los dientes, pudo oírse el arañar de las uñas del copiloto sorprendido de la brusca reducción de la velocidad. Al final el animal no crujió, me hizo un corte de mangas desde la cuneta y me llamó dominguero. Se fue a hacer cosas de zorros entre la maleza y yo y mi copiloto llegamos a destino, dormimos y al día siguiente el mundo crujía pero en sordina, era soportable.

No sé muy bien de lo que hablo, pero yo por si acaso lo digo.

Un abrazo.

4:57 p. m.  
Blogger Pimpf dijo...

Uhm, parece más una fábula que otra cosa, o una parábola en tal caso... que forma de crujir todo.... cuanta crisi aunque esto a lo mejor ya no tiene tanto que ver con el post.

Bicos Ricos

10:31 a. m.  
Blogger Antony Sampayo dijo...

Buena historia. Si decides hacer el abrigo, pero no te gusta para ti, te puedo enviar mi dirección, yo lo recibiría con gusto.

Abrazos.

4:18 p. m.  
Anonymous tonet dijo...

Ayyyy...me encanta leerte :) eres capaz de convertir un jueves de temporal en un día crujiente :)
Besote solete

12:40 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

me encanta salir "polonizada" de tu blog, mucho más que "anglofilada".

biquiños crujientes(por aquello de no desentonar)

biquiños,
Aldabra

10:43 a. m.  
Blogger la MaLquEridA dijo...

Me gustó el relato y la manera desenfadada con que lo escribiste, sobre todo el zorro y tu je.


Besos.

5:01 a. m.  
Blogger Javir dijo...

Tu fumadero es un lujo. Vamos, que pagaría por echar un pitillo y ver el espectáculo.

Muy bueno el post. Un abrazo

11:45 a. m.  
Blogger Melvin dijo...

Crujir, lo que es crujir, crujimos todos... De alma o de calma, de espalda o de pura rabia... Qué poético lodel zorro y la historia de chloé... Pues eso muy polaca. Un besote wapo.Melvin

12:35 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home